Voluntariado del Hospital Municipal: Un té con sabor a solidaridad

María Cristina Fredes, presidente del Voluntariado del Hospital Municipal “Dr. Raúl Caccavo”

Empatía, solidaridad, servicio, amor… Son palabras que resumen el accionar de un grupo de 24 voluntarias que, día a día, dedican desinteresadamente su tiempo a ayudar a los demás.  Se trata del Voluntariado del Hospital Municipal “Dr. Raúl Caccavo” que, con mucha dedicación velan por las necesidades de quienes atraviesan momentos difíciles en sus vidas.
Después de casi dos años en que no pudieron realizar su habitual actividad a causa de la pandemia, han retornado a su labor.

“Nos costó a todos el momento en que no podíamos hacer el recorrido por las habitaciones.  Fue complicado durante ese tiempo, pero siempre mantuvimos la esperanza” -sostuvo María Cristina Fredes, presidente de la institución, en alusión a la restricción de su tarea solidaria durante la pandemia en el nosocomio local. “Después, de a poquito, regresamos y siempre hubo alguien que pasaba y veía si se necesitaba algo”, expresó.

En relación a la labor que desarrollan, María Cristina Fredes sostuvo que “la tarea fundamental nuestra es, con mucho respeto, atención y escucha, entrar a la habitación y preguntar si hace falta algo, si la persona puede alimentarse sola; nos fijamos si está acompañada o no. A veces no son de Suárez y hay que estar atentos al familiar porque puede necesitar  hacer algún trámite y no conoce el lugar. El familiar también a veces necesita a alguien que lo escuche y lo pueda ayudar.”

Habiendo retornado a las actividades habituales, aclaró que “en este momento estamos haciendo el recorrido durante el almuerzo y la cena, cuando siempre lo hacíamos en las cuatro comidas. Es fundamental, pues hay gente que tiene suero, está sola y no puede llevarse el alimento a la boca. Una de nuestras tareas es ayudarlos a alimentarse.”

Luego de casi dos años en que no pudieron realizar su habitual actividad, vuelve el tradicional “Té con tortas”.

Haciendo alusión a la vocación de servicio que debe primar en las Voluntarias, con emoción  refirió que “en el fondo es una tarea que requiere de mucha apertura y mucho amor. El amor es lo que resume todo porque si uno no tiene apertura al otro, no se puede. Hay historias vividas en el hospital que son muy lindas pero también hay momentos de mucha angustia, de mucha tristeza… Están los dos extremos. Tanto en la alegría como en la tristeza, lo que tiene que primar es el sentimiento del amor hacia el otro”, afirmó con firmeza y convicción, al tiempo que invitó a quienes deseen sumarse a este servicio a la comunidad.

 

 

Una tarde diferente

Después de tanta espera, llegó el momento de volver a las actividades habituales. Una de ellas es el tradicional “Té con tortas” del Voluntariado del Hospital Municipal.

Con respecto al mismo, la presidente de la entidad comentó que “el té siempre se hizo con el objetivo de que lo que se recauda es para comprar los artículos de higiene personal que algunas veces las enfermeras nos piden,  porque saben que en tal habitación hay alguien que lo necesita o a veces el paciente mismo nos dice.”

Refiriéndose al evento que tendrá lugar el próximo sábado, 14 de Mayo, en el Salón Dorado del Club de Pesca suarense, María Cristina Fredes detalló que “se trata de un té con tortas. Para acompaña siempre hay alguien que ameniza la tarde con buena música que no puede faltar y después habrá sorteos. Esto crea mucha expectativa. Más tarde se podrá disfrutar de un jugo con sandwichitos. Siempre recibimos a esa gente amiga que nos compra la tarjeta para pasar una linda tarde, entre encuentros y charlas”, comentó al tanto que agradeció a todos quienes, de una u otra manera colaboran con su realización.

Las tarjetas ya se encuentran a la venta y pueden adquirirse en el domicilio de Sargento Cabral 1429 (entre Harriot y Mar del Plata) de lunes a viernes de 15:00 a 18:00 hs. a un valor de $ 1000.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here