Tras el desborde en Bancos y el enojo de Alberto, se lanzó un nuevo cronograma de pago para jubilados

El titular del Banco Central y el Director del ANSES, se reunieron con Fernández luego de una jornada, como la de ayer, que estuvo marcada por el caos frente a las sucursales bancarias.

En el marco del amontonamiento de personas que se produjo durante el viernes en las distintas sucursales bancarias que abrieron sus puertas, por primera vez desde que comenzó la cuarentena obligatoria para pagar los haberes a los jubilados y otras prestaciones, se plantea que desde mañana y durante toda la semana que viene, el cobro se haga bajo un cronograma estricto según la terminación del número de DNI.

Esta fue una de las medidas que, junto con otras disposiciones, se definió en una reunión que encabezó el Presidente Alberto Fernández, en la residencia de Olivos, en la que también estuvieron Miguel Pesce, titular del Banco Central y el director de ANSES Alejandro Vanoli, ambos en el ojo de la tormenta.

En este marco, el Banco Central dispuso que las sucursales bancarias atenderán a partir del sábado 4 de abril, ampliando sus horarios de 9 a 16 hs; exclusivamente a jubilados y pensionados por ventanilla con DNI terminados según el siguiente cronograma:

Pendientes de cobro del mes de marzo y jubilaciones no contributivas

Sábado 4 de abril – 0 y 1
Domingo 5 de abril – 2 y 3
Lunes 6 de abril – 4 y 5
Martes 7 de abril – 6, 7, 8 y 9

Beneficios correspondientes al mes de abril

Lunes 6 de abril – 4 y 5 Pensiones no contributivas
Martes 7 de abril – 6, 7, 8 y 9 Pensiones no contributivas
Miércoles 8 de abril – 0 Jubilaciones y Pensiones contributivas menores a 17.859 pesos

Y a partir del lunes 13 de abril, se continua con el cronograma anunciado por ANSES.

El disgusto de Fernández

El mismo titular del Central detalló durante esta jornada que estuvo desde muy temprano en comunicación con Alberto Fernández: “el Presidente me llamó muy temprano preocupado por la situación. Sí, estaba enojado ¿qué le parece?”, aseguró.

“Fue una situación muy difícil. Venimos insistiendo hace rato: el 70% tiene una tarjeta de débito. Hay 35.000 bocas desde las que se puede retirar dinero, sin ser las sucursales bancarias. Pero no hemos tenido éxito y la gente decidió ir a retirar al banco”, agregó.

“La semana pasada tuvimos un episodio similar con las sucursales cerradas. La gente retiró el dinero por los cajeros. Todo el mundo retiró en tres días y lo que se pensó es que abriendo las sucursales se duplicaban las bocas, y esto ni aún así dio a basto. Igual, hoy todos pudieron retirar el dinero y a algunos se les dio un número para mañana”, detalló.

Según señaló, fue una “situación inédita” y fue evidente que “no fue suficiente” la solución que se pensó para hoy, que duplicaba las bocas de pago.

Una de las disposiciones que tomó el Banco Central hoy, una vez que había comenzado el caos en los bancos, es que las entidades bancarias trabajen durante el fin de semana en su horario habitual para el pago de jubilaciones, pensiones y asignaciones sociales de ANSES a aquellas personas que no operan con tarjeta de débito.

Para evitar las aglomeraciones, el Banco Central (BCRA), a través de la Comunicación A 6951, amplió al sábado y el domingo la apertura de las entidades financieras en su horario habitual para la atención de beneficiarios de haberes previsionales y pensiones integrantes del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), sin tarjeta de débito.

“Esta situación fue más que cualquier previsión”

Por su parte, el titular de ANSES, Alejandro Vanoli, dijo hoy que “son pocos los baancos que pagan a jubilados“, y resaltó que se intentan las “mejores soluciones posibles” en un contexto de emergencia. “Esta situación fue más que cualquier previsión”, señaló Vanoli para remarcar que la “primera reacción” fue decidir la ampliación de los días de apertura, mañana y pasado, para “que la gente vaya sólo si es necesario”.

Vanoli consideró también que “son pocos los Bancos que pagan a los jubilados“, y subrayó: “es muy difícil solucionar en 15 días lo que no se solucionó en 70 años”.

Adelantó que están trabajando para habilitar nuevas billeteras electrónicas, entre otras alternativas, pero “siempre atendiendo a la seguridad” sanitaria de los beneficiarios de jubilaciones, pensiones y otras asignaciones.

“Por supuesto que se puede mejorar” la atención en sucursales, “pero tenemos una demanda reprimida de bancos cerrados con mucha gente que quiere ir al banco aunque tenga tarjeta de débito”, agregó.

Para el funcionario “el servicio bancario es un servicio esencial”, y deberíamos ir hacia un Estado en el que “la presencia sea sólo para los casos urgentes”. “Quien tiene 80 años o más y las vivió todas, lo que le da seguridad es ir al banco” dijo Vanoli, por lo que recordó que en lugar del adulto mayor puede ir al banco “el apoderado o un familiar de primer grado”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here