Se recibió la Luz de la Paz para Belén

Bajo el lema “de la mano de María, defendemos la vida”, en el día de ayer domingo se desarrolló -en la tradicional misa de las 11:00- una ceremonia de entrega de la Luz de la Paz de Belén en la Parroquia “Nuestra Señora del Carmen”. Fue una celebración en la que participaron decenas de fieles, instituciones y organizaciones.

De la mano de la comunidad guía y scout de nuestra ciudad, se recibió la luz de Belén -símbolo del amor y esperanza del nacimiento de Jesús-. La misma fue entregada al sacerdote, quien fue el encargado de encender la primera de las velas de la corona de adviento y a partir allí -durante la misa- se distribuyó entre los presentes y fieles participantes de la celebración, que habían sido previamente invitados a llevar sus propias velas y/o lámparas para ser parte de la bendición.

Se trata de una celebración tradicional que, surgió a mediados de los ’80 en Austria, en el marco del proyecto “Luz en la Oscuridad” que promovía el acompañamiento a personas solas y enfermas, con la iniciativa de enviar a un chico en peregrinación a Belén donde está el lugar del nacimiento de Jesús y hay una llama que arde permanentemente. Allí, se toma la luz y se la lleva hasta Viena, en donde hay una ceremonia en la que distintas delegaciones de Europa asisten y se distribuye a cada país.

Así, año tras año, se repite los primeros domingos de diciembre para dar inicio a las celebraciones por el nacimiento de Jesús, previo a la Navidad. Desde 1999 los grupos de Scouts Católicos son encargados de distribuir ésta luz hacia todos aquellos que quieran recibirla, como símbolo de esperanza, paz y fe.

Pablo Kromberger, miembro del grupo scout “Nuestra Señora del Carmen”, contó: “es una tradición nueva, que no tiene muchos años. Es un gesto que pretende llevar un mensaje de esperanza y amor justamente en la preparación para la navidad”.

No se trata de una misa especial, sino que dentro de la celebración tradicional de cada domingo se realiza la distribución de la luz. Es un servicio de los scouts a la comunidad para cualquiera que quiera participar: “nosotros, scouts católicos que recibimos la luz, la traemos a la parroquia, se entrega a quienes la quieran recibir y a la vez, transformarse de alguna manera en el mensajero” contó Kromberger y cerró: “la vela no es un amuleto que uno se lleva, sino que es un símbolo muy fuerte de la luz que se enciende en el lugar del nacimiento de Jesús”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here