Salud muestra signos de evolución favorable

Se inició un proceso de Concurso de Cargos en el Área de Salud. El Dr. Mariano Sein asumirá como nuevo Director General del Hospital Municipal y habló con Nuevo Día en una interesente charla, donde se tocaron diferentes temas de la salud local con relación al nosocomio. Un verdadero cambio y evolución en el sistema de nombramientos.

Un cambio de paradigma vive hoy el Distrito de Coronel Suárez en cuanto a Salud se refiere. El Dr. Mariano Sein, 45 años, Médico especialista jerarquizado en cardiología, graduado en la U.N.L.P. oriundo de nuestra ciudad, accedió por Concurso Público para la ocupación del cargo de Director General del Hospital Municipal “Dr. Raúl Caccavo”.

No todo cambio es evolución, pero en este caso hay varias razones para hablar de uno evolutivo, hacia la transparencia, la calidad y la jerarquización. En primer lugar porque el nombramiento desliga al sector político de esa tarea, con lo que implica. En segundo término porque quien accede a la titularidad del cargo, debe revalidar títulos anualmente, con un vencimiento cada 4 años (Hoy una titularidad de Jefe de área es más un título de Nobleza que a un concurso de cargo, generando adormecimiento, estancamiento en los estímulos para poder superarse, cómo mínimo). Por último porque es público, puede participar para todo el sector de salud, es abierto a todos.

El área de Salud del Municipio abarca prácticamente el 50 % del personal municipal, trabaja todos los días del año, cubriendo las 24 horas del día en tres turnos. Es difícil encontrar una institución pública que iguale la amplitud que tiene todo el sistema de salud municipal, del mismo modo, cabe preguntarse por la valoración de ese universo.

Carrera Profesional Hospitalaria, el contexto

¿Por qué es tan importante lo que viene sucediendo en el área de Salud? Hagamos, junto al lector, un recorrido por el contexto en el que se da y sobre todo, cuáles fueron las circunstancias que llevaron a este cambio evolutivo.

Como todo cambio, lo que se vive hoy en el Hospital Municipal se da en un largo proceso que viene desde hace años, a partir de estos días permite la posibilidad de tener un régimen especial para el personal de la Salud. ¿Por qué un régimen especial? Porque en general en todos los Hospitales, tanto Provinciales, Nacionales o el caso de Municipios vecinos, tienen formas de nombramientos, formas de trabajo que se diferencian del resto del personal administrativo.

Casi todo el personal es jerarquizado por su condición técnica a diferencia del resto del personal del Municipio y además tienen un régimen laboral especial. Se trabaja durante todo el año, con sistemas de guardia y demás. Después de mucho trabajo, el Concejo Deliberante determinó una ordenanza donde se crea la figura de la Carrera Profesional Hospitalaria. En el marco de esa carrera se comienzan los concursos, por una cuestión presupuestaria no se puede concursar la planta total del Hospital, se empieza con un proceso jerárquico descendiente. Se comienza con el Director, después los encargados de áreas, después los coordinadores y así hasta llegar a toda la planta estable de la totalidad de la Secretaría de Salud, porque esto involucra no solo al Hospital de Suárez sino a todas las Instituciones Sanitarias.

A partir de esto en primera instancia se concursa la Dirección del Hospital, y ya en una segunda etapa, que puede ser la semana próxima, salen a concurso 5 jefaturas de áreas troncales del Hospital Municipal. En ese contexto, se concursa, el titular del puesto a concursar tiene una exposición de antecedentes, y por oposición se presentan los aspirantes, quienes rinden un examen y presentan un proyecto de trabajo a 4 años. Porque uno de los puntos más importantes de esta nueva modalidad es que los cargos son concursados y nos son perennes, esto quiere decir que duran estos 4 años y hay que volver a concursar. Eso tiene como objetivo central que la persistencia en el cargo sea a través de la revalidación del título. Esto es que si uno va a continuar en el cargo que sea porque le generó un valor agregado a su tarea o simplemente el resto de los aspirantes no llegan a ganarle. De este modo las reglas de juego están planteadas para todos por igual.

El tiempo asignado es primordial para poder plasmar los objetivos, dar un tiempo para poder trabajar y salir de la modalidad del nombramiento político, esto trae un reaseguro por 4 años para poder ejercer la función y tener un tiempo para proyectar objetivos a cumplir en el corto y mediano plazo. Sumado a esto hay una evaluación anual, por un Comité Asesor, integrado por profesionales trabajadores de la Salud, por el Ejecutivo, por el Concejo Deliberante, quienes anualmente evalúan las funciones de las áreas jerárquicas.  Todo esto representa el contexto en el cual el Dr Mariano Sein llega a concursar el área ejecutiva del Hospital de Coronel Suárez.

La entrevista

Siempre que se concurse un cargo es una buena noticia, podemos vislumbrar un salto cualitativo en salud a partir de estos cambios. La salud pública del Distrito ha dado un paso enorme, más allá del Hospital.

El Hospital viene de un crecimiento exponencial en los últimos años, pasó de ser un Hospital de apoyo al sector privado y en los últimos años por lo que ha crecido en sus servicios ha ralentizado al sector privado, hoy lo que es tecnología de punta está más en el sector público que en el privado. Todo esto requiere un sistema de organización distinto. Otra cuestión es que todos los Municipios de la Región ya han avanzado hace unos años atrás en este punto, la gestión Hospitalaria y los concursos en los cargos.

– El jurado de pares suma transparencia y jerarquía, ¿quiénes lo componen? 

– Los jurados de pares,  están compuestos por quienes ocupan ese cargo en otra institución o bien ocupó ese cargo en algún momento, están validados para jurar en esa instancia.  Más independencia y más jerarquía, un jurado externo suma a la transparencia.

– ¿El hospital funciona hoy como un centro regional?

– No no, funciona en red, con la región, las distancias y la capacidad de resolución que hay en Coronel Suárez termina siendo en muchas áreas de apoyo. Lo único que es regional es Neonatología, el resto funciona en red con Coronel Pringles, Pigüé, Guaminí, aunque años atrás tenía una mayor capacidad de derivación y eso se ha ido perdiendo un poco.

En el plan estratégico, por usted propuesto, se habla de mediano y largo plazo, en contexto de pandemia estamos todo el tiempo actuando en la urgencia, dejando de lado en muchos casos lo importante. Esta mirada es acertada en la planificación, pero requiere de un gran esfuerzo y capacidad de gestión

El desafío es doble porque todo este proceso nos cae en plena pandemia y la coyuntura casi que nos absorbe, desde lo edilicio, recursos humanos y financieros, pero el objetivo más importante es darle previsibilidad y rumbo estratégico al sistema. Qué hacer, con qué recursos y hacia dónde crecer, a partir de ahí montar una Institución de cara a la sociedad, con eje central en el usuario y toda su relación con el usuario y a partir de ese proceso ir mejorando en la calidad.

El proceso de calidad está montado en todo el mundo mirando la lógica del usuario. Cuál es la situación, cuáles son los servicios que se brindan y cuáles son los procesos para llevar adelante ese servicio. Para todo esto necesitamos un proceso que adecúe los recursos humanos, la planta física y los sistemas, tanto de proceso de trabajo como de financiación, recupero de valores, facturación, historia clínica y tecnología.

– ¿Hay un plan de cómo generar esos recursos?

– Hay un plan de intentar mejorar el proceso de recupero, que va a demandar tiempo. El Hospital al caer en tecnología, también ha caído en su capacidad de recupero, esto es con las obras sociales, con la coparticipación, con las inversiones que ofrecen los Ministerios, los distintos programas Nacionales y Provinciales y también el recupero ciudadano. En ese último ítem hay mucho por desarrollar, cooperadoras, asociaciones intermedias, vinculación bilateral con asociaciones de beneficio mutuo, reducción de costos, optimización de recursos. El punto del recupero es el más importante para el inicio de todo este proceso, porque sin recupero no tenemos capacidad de inversión y sin inversión no tenemos capacidad de absolutamente nada.

Plantea la necesidad de crear un objetivo en común dentro de la Institución, ya que en muchos casos se pierde fuerza por dispersión y no por falta de la misma. Tirar todos para el mismo lado, lo que indefectiblemente lo lleva a la pertenencia para quienes trabajan ahí

A veces pareciera que por ser un estamento público todos malgastamos, desde el usuario hasta el trabajador, eso hay que vincularlo. La pertenencia se debe trabajar con objetivos institucionales, sucede que a veces hay tanto desgaste que los profesionales no encuentran en la institución un objetivo que acompañe el esfuerzo. Eso debemos remediarlo, necesitamos liderazgo en todos los sectores, es un proceso de revertir esta situación.  El personal se debe sentir cómodo, bajo reglas de juego comunes donde todos nos sentimos representados en objetivos comunes que nos permita evaluarnos a corto plazo.  El Hospital ha crecido con usos y costumbres que eran normales para la época, ahora hay que trabajar en normalizar, democratizar y profesionalizar. Necesitamos estímulos positivos para la transformación de las situaciones.

– Dentro de esto entran las estrategias de comunicación Institucional ¿No?

– La Institución pretende tener una agenda pública, comunicacional e informativa de relación con la comunidad. De este modo nos permite poner temas en agenda para consensuar y debatir procesos y roles. Permitirnos hablar del rol que cumple el Hospital en la sociedad y trabajar día a día para lograr los objetivos. Claramente lo que necesitamos es una política de transparencia, con acceso a la información y a su vez que el Hospital comunique lo que tiene en su agenda. Por la magnitud del Hospital, al ser tan grande, se debe trabajar en los procesos de información y comunicación, desde lo interno a lo externo y desde lo cotidiano hacia los objetivos a corto y mediano plazo. Se necesita una comunicación con agenda social específica y continua.

Algunos conceptos que se fueron deslizando en la entrevista: consenso, mediano y largo plazo, profesionales, sociedad, representantes de la política, plan, objetivos, agenda social y comunicacional. Da la impresión que tenemos un enorme trabajo por delante, tanto desde Salud en toda su dimensión y desde la sociedad en su conjunto.

Esto es un proceso de años, emerge como una resultante de tensiones, detrás de este proceso de cambio y profesionalización hay muchísima gente trabajando desde hace tiempo. Me toca expresarlo pero es muy amplio el abanico de gente trabajando detrás, la Asociación de Profesionales, el Círculo de Médicos, hubo un cambio generacional y un proceso social de cambio que también tracciona mucho, procesos políticos que hoy no tienen la misma visión que se tenía en otros tiempos.

– ¿Qué sucede con la medicina preventiva, en función de lo que viene sucediendo en los últimos dos años y lo que puede durar? ¿Cómo se hace para que la gente vuelva al hospital, para adelantarse al problema? Parece ser que no se habla de la post pandemia, al menos desde lo institucional como para estar preparados 

– En principio nosotros creemos que todo esto nos va a llevar, por lo menos un año más, ojalá sea menos, pero contando este pronóstico hacia adelante vamos a tener dos años y medio de pandemia, luego de esto vendrán todas las patologías no tratadas, lo cual nos deja una epidemia post pandemia. Eso se traduce en un gran impacto de toda la demanda contenida, que pueden ser, estudios, controles, trastornos por falta de controles, asistencia psicológica, todo esto y más, va a tener un costo físico y financiero que van a superar todo lo que tenemos imaginado. Porque dos años y medio de demanda contenida es muchísimo. Hoy hay gente que recurre a la medicina preventiva, pero de todos modos está totalmente retrasado. La post pandemia va a requerir más recursos de los actuales al sector sanitario sin ninguna duda. Veremos si la sociedad así lo entiende, si está dispuesta a gastar recursos financieros en ese proceso, es una de las discusiones que se vienen.

En cuanto a lo estrictamente preventivo veremos si el desarrollo de las vacunas nos lleve a que esta pandemia se convierta en algo más estacional, como la gripe A u otras que nos permita trabajar sin tener un impacto agudo. Lo que sí es cierto es que a partir de la pandemia y la post pandemia la vida Institucional de todo el ámbito sanitario cambió. Donde teníamos un buffet tenemos una terapia intensiva, por ejemplo, todo eso simbólicamente es muy fuerte y va a impactar sin duda, dentro y fuera de la Institución.   Atraviesa a toda la sociedad, ya que aceleró procesos pero modificó otros tantos

– ¿Cómo la sociedad va a afrontar todo este proceso de post pandemia?

– Probablemente sea uno de los temas a debatir socialmente. Creo que en general no se está hablando de eso, creer que se termina la pandemia y todo vuelve a la normalidad no considero que sea así, nos va a llevar mucho tiempo resolver cuestiones y se irá poco a poco hacia una nueva normalidad. Tanto en la sociedad, cada uno desde su lugar, como en el ámbito de salud, vamos a tener un impacto de lo que es la post pandemia.

Cómo sociedad a veces carecemos de mirada a largo plazo, hoy tenemos la posibilidad de acompañar a una institución que nos propone pensarnos a futuro, con objetivos a corto y mediano plazo. El esfuerzo de todos radica en que la coyuntura no nos gane. Estamos atravesando un momento muy difícil, desde varios aspectos, todos debemos pensar cómo hacemos para salir. Hoy, por lo pronto, Mariano Sein, lo deja escrito, con un proyecto que incluye a un gran número de actores, incluyendo en parte a la sociedad. Pero lo deja escrito, con su firma. Viene con una propuesta de cambio y evolución, entrando por la puerta en la que se debe entrar a un cargo. Ese legado escrito, desde lo simbólico y práctico, ya es superador. Asume con proyectos y objetivos, asume democráticamente, con la premisa de entregar la llave, sin adueñarse del cargo y dejar al Hospital mejor de lo que le tocó agarrar; deja plasmado en papel lo que a futuro podremos evaluar. Lejos muy lejos de las promesas de campaña que son orales y como ya sabemos a las palabras se las lleva el viento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here