Rubén Genchi: “Argentina tiene mucho semillero”

El profesional del patinaje, de nacionalidad argentina pero radicado en Italia hace más de 30 años, brindó una clínica en el Playón del Polideportivo Municipal abierto que contó con la organización de la subcomisión de patín del Centro Deportivo Sarmiento.

Con el objetivo principal de perfeccionar técnicas, movimientos y fundamentos para el mejor desempeño de las patinadoras locales, el miércoles pasado el técnico argentino Rubén Genchi dictó una clínica en el Playón del Polideportivo Municipal abierto, la cual fue organizada por la subcomisión de patín del Centro Deportivo Sarmiento.

El oriundo de Bahía Blanca, considerado el “maestro de los maestros” de este hermoso deporte, campeón argentino y sudamericano, además de subcampeón panamericano, está radicado en Italia hace más de 30 años y estuvo en Coronel Suárez a partir de una invitación que le realizó la profesora Belén Schofer.

“Estoy aquí para ayudar a crecer a los deportistas y a sus entrenadores. Estoy viendo un playón excepcional. Es envidiable por sus dimensiones. Es muy bueno para entrenar el nuevo tipo de patinaje”, señaló Genchi prácticamente en el comienzo de su trabajo en la ciudad.

Comentó que su último campeonato lo vivió en Mendoza y que luego dejó de patinar y decidió enseñar la disciplina en donde estaban los mejores maestros del mundo que era en Italia. “Pensé que teniendo patinadores buenos en el viejo mundo, era mucho más fácil poder llegar a tener patinadores a nivel internacional”, dijo.

Fue así que después de algunos años de su llegada a Italia, tuvo la suerte de en el año 2000 tener a los primeros campeones del mundo italianos. Posteriormente, desde aquel año al 2018 logró 58 medallas hasta el último Mundial, entre oro, plata y bronce con distintas personas y naciones.

“La mayor parte fueron 70 % italianos. Pero también de India, Taiwán, Eslovenia y Portugal. Hablo siempre de máximas categorías, es decir Senior y Junior. Gente que se preparó conmigo durante muchos años”, resaltó.

Genchi sostuvo que se fue del país cuando tenía 35 años. “Me di cuenta que muchas veces nos quedábamos con las valijas llenas y no podíamos viajar por falta de apoyo. Por suerte ahora la Confederación Argentina de Patín tiene otra óptica y brinda el respaldo necesario”.

El bahiense consideró que para lograr un buen patinador, un entrenador necesita 10 años. “No soy el mejor entrenador, pero sí uno de los mejores. Tener un campeón del mundo puede ser suerte, pero tener diez, veinte, treinta, cuarenta, habla en cierto grado de un trabajo responsable”.

El profesional aseguró que el patinaje artístico es uno de los deportes más difíciles junto con el de hielo, que es similar con la gimnasia artística. “El error más grande que yo encontré en la Argentina es la cronología de trabajo, porque esperamos a que los niños sean muy grandes para enseñarles cosas difíciles y entonces eso resulta difícil”, expresó.

Sostuvo que el patinaje artístico es cada vez más completo. “No sólo se debe pensar en que hagan saltos y trompos, sino también que sepan patinar muy bien. Estamos a la altura de comenzar a copiar al patinaje sobre hielo”.

Rubén Genchi se refirió a la realidad de nuestro país. “Argentina tiene mucho semillero, muchos patinadores y muchos maestros, de los cuales algunos están trabajando bien y otros no tanto. Pero la cantidad hace a la cualidad. Argentina no está en su mejor momento, pero será una gran potencial mundial dentro de 10 años”.

El entrenador se mostró feliz por el hecho de estar trabajando con maestros jóvenes en todo el mundo. “Tengo un coaching team donde los puedo seguir cada día a través de videos para zanjar el problema de la distancia. En mi época esto no existía”, mencionó.

En el final, al responder a la pregunta sobre por qué invitaría a alguien a practicar esta disciplina, señaló: “patinar es una sensación fantástica. El solo hecho de rodar hacia adelante es una sensación única. Uno se enamora”, concluyó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here