Rally: Lezama vio en acción al Mar y Sierras

El suarense Horacio Heiland tuvo abandonar cuando peleaba el primer lugar en la Maxi Rally. El navegante Pablo Bertinat quedó quinto en la N2.

Luego de un alentador inicio, el suarense Horacio Heiland tuvo que abandonar por problemas en su Audi A 1T de la Clase Maxi Rally, en el Rally de Lezama, penúltimo capítulo del campeonato Mar y Sierras que se disputó el pasado fin de semana. El piloto, que tuvo como navegante a Gerardo Scicolone, se mantuvo en la pelea por la punta en los dos primeros primes, pero en el tercero cuando marchaba primero, una falla en una válvula de la bomba de nafta lo obligó a parar.

Cabe decir que Heiland llegó a esta carrera con posibilidades matemáticas de alcanzar el título que finalmente quedó en poder de Diego Miceli a pesar de estar ausente.

Lezama tuvo una de las mejores carreras del año, sino la mejor por las distintas alternativas que ofreció y la lucha constante en cada categoría.

En la clase mayor el ganador resultó Ariel Robbiani, que logró su primer triunfo en el año y también el primero con un Maxi Rally impulsado por motor turbo, con más de medio centenar de máquinas. Luis Marcotti, su compañero de estructura, con el Citroen DS3 fue su escolta.

En la Junior fue triunfo y campeonato para Gonzalo Méndez, mientras en el grupo R3, ganó Jorge Robbiani, quien largó la última prueba especial a cuatro décimas del líder, Carlos Murrone. El chillarense protagonizó un excelente Power Stage  (última prueba especial) para terminar ganando la carrera por 2.5 segundos, estirando la definición del título hasta el premio clausura.

Juan Soria quedó a un paso del campeonato en la clase A, tras llevarse de punta a punta la competencia y cosechar todos los puntos en juego.

En la Clase A Light, Marina Goicoechea y Gonzalo Teruel protagonizaron una gran carrera. Goicoechea se jugó al todo o nada para llevarse el Power Stage y ganar el  séptimo compromiso del año por dos segundos.

Daniel Reyes se dará el gusto de llegar con el “1” a su tierra (Ayacucho), ya que con el segundo puesto le alcanzó al “crédito” de la ciudad de las rosas, el segundo lauro consecutivo en la Clase A de vieja generación. Sergio Varas, subió al lugar más alto del podio.

La N3 también coronó su campeón y Alfredo Dávila, a pesar de su abandono, logró retener el título logrado la temporada anterior. Agustín Zunino  consiguió una festejada victoria para una nueva generación de una familia que es sinónimo de rally.

Tras haber ganado la etapa del sábado, que le alcanzó para obtener el título en la N2, Mario Llinas ganó el segundo parcial, el Power Stage y la general de la clase, para sumar, por cuarta vez en el año puntaje perfecto, logrando su sexta victoria en siete carreras.

En esta divisional, estuvo el navegante suarense Pablo Bertinat junto al piloto Víctor Sanz. El binomio del VW Gol llegó en el quinto lugar.

Por su parte, en la N1 el triunfo quedó en manos de Juan Allegroni, premio al esfuerzo de todo un equipo que trabajó intensamente para que el dolorense pudiera largar el sábado.

En cuanto a la ZM tuvo el dominio de punta a punta de Jerónimo Vitral, que ganó para llegar con buenas chances de obtener el título, a la carrera que lo tendrá de local, a mediados de diciembre. Gran tarea de Gustavo Peña, y del campeón reinante, Juan Pablo Sansiviero, habitantes del podio lezamense.

Los días 15 y 16 de diciembre, el Premio Coronación tendrá como epicentro por segundo año consecutivo la ciudad de Ayacucho.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here