Por la cuarentena total: Los controles bromatológicos se cumplen con horario reducido

Se debe al ingreso muy reducido de proveedores foráneos y por el cuidado de los trabajadores del sector.

 

Bromatología está bajo el área de la Secretaría de Salud, consultamos a su Director Interino a cargo Rubén Anastasi sobre cómo se trabaja en este momento de cuarentena total y el protocolo que se sigue en el Distrito.

En estos momentos, la oficina de Bromatología, tiene un horario limitado a partir de la fecha dado que el ingreso de proveedores de otras provincias y de Buenos Aires se redujo drásticamente.

Agudizaron los controles

Rubén Anastasi afirmó que “Bromatología recepciona cargamentos desde distintos lugares del país y tuvimos que agudizar los controles, en particular, para cuidar la salud del trabajador. Esto se hizo porque no sabemos en qué condiciones puede venir un chofer ya que provienen de Córdoba; Santa Fe; Jujuy y muchos lugares más ya que las empresas son las que deciden no salir a la ruta y exponerse a diferentes situaciones o peligros. Tomamos los recaudos necesarios y los camiones que ingresaron a la ciudad, estos días, son muy pocos”.

Desde el área se está llevando el protocolo correspondiente y el responsable mencionó que “nosotros dependemos de la Secretaría de Salud y como agente sanitario o policía sanitaria tenemos que estar presente por cualquier inconveniente que pueda surgir. El miércoles que viene nuevamente nos encontrará con un horario reducido haciendo lo que corresponde”.

Sólo llegan proveedores regionales

Desde hace unos días la llegada de proveedores provenientes de lugares lejanos ya no es posible porque prácticamente las localidades mantienen un estricto control sobre todas las personas. En el caso de los regionales, Rubén Anastasi, refirió que “estoy más tranquilo porque todo el alimento que entra viene con un amparo, y más allá de esta situación especial, los recaudos son los mismos para los empleados: mantener la distancia; utilizar alcohol en gel; cada dos introductores que entran limpiar los muebles, las manijas y otros elementos para evitar que la gente pueda contagiarse de este virus que tanto mal ha hecho”.

Manifestó que a los choferes y proveedores locales los conocen muy bien y son los que pasan siempre por el puesto de Bromatología. “De todas formas, el protocolo, se aplica para las tres variables: locales; zonales y fuera de la provincia de Buenos Aires el mismo criterio”.

“No hay que stockearse”

El responsable del área, con respecto a la desesperación de la gente por comprar alimentos, y así stockearse por cualquier desabastecimiento que pueda ocurrir, expresó que “creo que cometen un error porque el Presidente de la Nación ha sido muy claro en eso: todo lo que es almacenes; supermercados de cercanía ya que cada barrio posee uno de ellos y grandes cadenas no tendrán problemas de abastecimiento. El tema de stockearse, sinceramente, no lo entiendo porque van a estar abiertos todos los días y la afluencia de gente va a ser natural y las personas que necesiten comprar algo tienen y pueden salir por supuesto que lo va a justificar porque no va a andar dando vueltas como estoy viendo en la televisión que sucede en otras partes del país” indicó Anastasi.

Mucho cuidado con los alimentos perecederos

Consultamos al Director de Bromatología en referencia  a los peligros que conlleva acumular alimentos perecederos y no perecederos e indicó que “el peligro más cerca que tenemos es lo perecedero porque los alimentos secos tienen vencimientos muy largos. Seguramente las autoridades sanitarias de provincia o nación lo deben haber evaluado cuánto puede durar esta cuarentena, nadie lo sabe y en el mientras tanto, habrá gente que compra demás”.

“La mejor recomendación para la comunidad es que compren lo justo y necesario ya que no van a tener inconvenientes de abastecimiento y para el comercio en general se aconseja que tenga recaudos en la atención al público; tratar de parcializar el número de clientes que entran al local; tener alcohol en gel. Para los dueños que atienden; sus empleados y a los de grandes superficies se les indica que se laven las manos en reiteradas oportunidades; que estén a resguardo manteniendo la distancia que se exige ya que nadie puede conocer si porta el virus; entre otras que las reiteran continuamente” sostuvo el funcionario municipal.

Por último reflexionó sobre el momento que estamos viviendo y, en particular, de las personas que se trasladan a localidades balnearias “es gente que no tiene sensibilidad. Hoy tenemos que ayudarnos entre todos y una vez, que podemos probar, que como pueblo somos solidarios no lo hacemos ojalá podamos modificarlo muy pronto” instó Rubén Anastasi.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here