Mariano Ottaviani: “Todos los sueños de estos 11 años se fueron en este último”

El Restaurante del Gran Hotel Coronel Suárez cerró sus puertas definitivas la semana pasada, el anuncio lo realizaron por las obras sociales, tras las dificultosa situación económica otro de los gastronómicos que cierra sus puertas por el efecto de la pandemia. Mariano Ottaviani expresó a Nuevo Día sus sensaciones.

Tras 50 años de actividad comercial cerró la semana pasada sus puertas el Restaurante del Gran Hotel Coronel Suárez, la Pandemia y la imprevisibilidad de políticas de Gobierno los grandes responsables. Triste relato de un permanente emprendedor que apostó a dar más trabajo y perdió todos los ahorros que generó con esfuerzo y ahora sólo le quedan deudas millonarias.

Mariano Ottaviani expresó a Nuevo Día su dolor por tener que cerrar sus puertas. En principio comentó como todo la decisión “En realidad se venía amasando la posibilidad hace un mes y medio con un panorama que empezaba a complicarse, teniendo en cuenta lo que venimos arrastrando desde el año pasado, que de los últimos 13 meses, trabajamos tres con normalidad y es una situación insostenible el poder seguir así”.

Continuó “Lo que pasa, es que cuando comenzó todo esto por los últimos días de marzo del 2020, me puse como premisa no echar a nadie, tratando de pagarles a todos porque les manifesté que no iban a tener un aumento de sueldo en todo el año y eso lo pude hacer durante estos 13 meses, pero me costó sacar todos mis ahorros”.

“Para este año no me quedó más porque el trabajo bajó mucho en marzo y abril, por lo que llegue a esta situación en las últimas dos semanas, que se complicó cada vez más. Hoy no tengo más espalda porque solo quedan deudas, donde no puedo cumplir con la gente ni con los proveedores, se hizo muy difícil todo, pero tome la determinación de tener que cerrar porque ya no podía resistir”, agregó.

Mariano explicó que 11 familias se quedaron sin trabajo “Fue todo muy doloroso, da mucha bronca porque todo el esfuerzo que hicimos durante este tiempo no sirvió para cuidar nuestro trabajo porque la gente tiene que entender que era también mi trabajo, donde me quedo sin entrada, así que tendré que pensar que hare el día de mañana en cuanto a mi vida laboral porque acá se me terminaron todos los recursos”.

Además se manifestó muy molesto de llegar a esta situación, teniendo en cuenta que se previa una situación para este tiempo, pero expreso que aun así no se hizo nada “Es muy difícil que en esta situación en la que estamos no siga pasando este tipo de cosas porque la verdad lo que está sucediendo es muy grave. Lo que vengo diciendo estos días es tener que llegar a esto después de haber visto la película que era Europa y resulta que terminamos peor que el resto del mundo”.

“A veces pareciera que los funcionarios no toman dimensión de lo que está pasando, lo que es muy grave porque en este caso se quedaron 11 familias sin trabajo, que es gente que tiene que pagar alquiler y darle de comer a sus hijos. Yo ya venía advirtiendo que esta situación podía suceder y acá estamos, donde un icono de la ciudad tuvo que cerrar, ahora no se sabe si alguien lo va a agarrar porque con la situación actual es imposible que alguien se haga cargo de eso”, destacó.

También admitió que no se los apoyó como merecían “No me quiero meter en un tema político ni mucho menos, pero es muy difícil sostener una estructura con tan poca ayuda nacional, donde me dieron el ATP que solamente me daba medio sueldo de los empleados y el resto tuvimos que bancar todo nosotros. Además hoy tengo en AFIP una deuda millonaria y que es casi impagable para mí, siendo que no se en que momento lo voy a poder sostener”.

“A mi criterio no nos dieron la ayuda correspondiente, solo nos obligaron a cerrar por las restricciones de horario y a la vez nos pidieron que no echemos personal o que no reduzcamos empleados, por lo que se ha hecho muy difícil, ya que  salvo una persona que tenga realmente una espalda suficiente para resolver esto, está a la vista toda la gente que se ha quedado en la calle”, agregó.

Ottaviani señaló que obviamente la salud está por encima de todo, pero sin dinero no se puede hacer nada “A mí me molesta en demasía que en noviembre sabíamos lo que iba a pasar en esta época y no se hizo absolutamente nada para solucionar eso, que lleva al mismo resultado del año pasado, donde la van a pedir a la gente que se quede en la calle y a los negocios que cierren, donde me parece que así no funcionan las cosas. Aun así entiendo la realidad de la pandemia, siempre sostengo que la salud está sobre todo, pero se podía haber hecho otra cosa para que no pase lo que hoy vivimos”.

A nivel local “Lo único que tengo para decir es que en los 13 meses que llevamos de pandemia, para lo único que sonó mi teléfono fue para decirme que cierre o abra el local, nada más. La realidad es que nunca nadie me llamó para preguntarme como mantenía todo el personal, de qué manera sostenía el negocio o como pagaba los impuestos, lo único que hicieron es llamarme para decir que podía hacer o no”.

También señaló “Esto es lo único que pudo cuestionar de acá, teniendo en cuenta que todos nos conocemos y donde los restaurantes somos pocos, por lo que me parece que todo esto no funciona en un pueblo como este”.

En una charla con el Intendente, le pidió por trabajo para las familias que se quedaron sin nada “Luego con el diario del lunes he recibido llamados de todo tipo, pero el hecho esta consumido. En una charla con el Intendente le por esta situación, le pedí que ayuden a las 10 personas que se quedaron sin laburo y tienen una familia para mantener porque nos les pude pagar ni siquiera indemnización. Entonces lo único que le pedí fue que ayuden a esa gente, dándoles algún trabajo porque sino no van a poder vivir y él se comprometió a hacerlo, donde espero que así sea porque la gente lo va a necesitar”.

“A mí me salió desde el año pasado trabajar para poder pagarle a mis empleados, dejando de lado mis compromisos de impuestos. Recuerdo cuando cerramos el 17 de marzo y recién el 11 de abril salimos con el delivery, justo en ese momento junte a todos los chicos, donde les marqué que la premisa era conservar el trabajo de la gente porque me nació así, por tal motivo hice todo este sacrificio”, agregó.

Será un comenzar de nuevo “Se me terminaron todos los recursos porque si tendría espalda o más plata, posiblemente hubiese seguido porque es mi instinto de supervivencia y es la forma de vivir, peleando hasta último momento. La única tranquilidad que me queda hoy es el gastarme hasta el último peso que tenía para sostener el negocio, aun así el sacrificio no alcanzó y tengo una mezcla de sensaciones, pero no nos queda otra que salir adelante, levantar la cabeza porque yo hago las cosas con sinceridad y no le robo a nadie”.

“Hoy tendré que fijarme que voy a hacer porque me quede sin nada, por lo que veré si emprendo algo o si me busco un trabajo en relación de dependencia porque todos los sueños de mis 11 años se fueron en este último. Hoy será un volver a empezar, sé que soy joven, pero no deja doler porque todo lo que hice fue con sacrificio y convicción”, cerró.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here