Los policías mencionados en el caso de Facundo Astudillo entregaron sus celulares y designaron abogado defensor

Los investigadores de la muerte de Facundo Astudillo Castro avanzaron en las últimas horas en la pista que apunta a una presunta participación policial en la “desaparición forzada” del joven de 22 años, y los cuatro efectivos de la bonaerense mencionados en el expediente decidieron entregar este viernes sus teléfonos celulares para ser peritados y designaron a un abogado defensor.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que si bien esos policías nunca fueron indagados en la causa por la presunta “desaparición forzada” de Astudillo, en las últimas horas se presentó el abogado Santiago Martínez para hacerse cargo de los intereses de esos funcionarios policiales y poder supervisar las medidas de prueba que se realicen en la investigación.

Se trata de los policías Alberto González (quien prestaba servicio en el destacamento de Teniente Origone, el mismo que fue allanado el jueves), y los oficiales Gabriel Sosa, Siomara Flores y Jana Curruhinca, de la seccional de Mayor Buratovich.

Además, en la mañana del viernes los cuatro policías se presentaron en la sede a Gendarmería Nacional ubicada en la avenida Alem 1352, de Bahía Blanca para entregar sus teléfonos celulares, tal como se lo había solicitado la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca en una resolución firmada el viernes 12 de febrero.

“Se entregaron cinco teléfonos celulares, uno que no funcionaba. El procedimiento de entrega se llevó a cabo en Gendarmería Nacional donde había además integrantes de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia”, dijo a Télam el abogado Martínez.

Sin embargo, fuentes judiciales aseguraron a esta agencia que no todos los teléfonos celulares presentados por los policías son los que utilizaban en el momento de la desaparición de Facundo.

Los investigadores temen que los teléfonos que buscan, de los cuales tienen los datos incorporados al expediente, pudieron haber sido extraviados o destruidos para evitar su peritaje.

(Télam)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here