“Las Bibliotecas Populares tenemos una función social porque somos parte de las problemáticas que tiene la comunidad”

Así expresó  la profesora y dirigente Gladys Meyer, de la Biblioteca Popular Infantil de nuestra ciudad, al hacer referencia sobre la importancia de estas instituciones. También señaló como hacen para que la biblioteca no cierre sus puertas en ningún momento del año, contó de la última ayuda que se brindó a Escuela Agrotécnica de Coronel Pringles y a la vez, de las tareas que siguen realizando para poder pagar el alquiler de la institución.

En diálogo con Nuevo Día, Meyer indicó que la Biblioteca Popular Infantil de Coronel Suárez tiene abierto todo el año, siendo una consigna que se propusieron unos cuantos años atrás, de no cerrar en las vacaciones y no lo hacen desde el año 2006.

En cuanto a las vacaciones del personal “El personal, los que colaboramos y todos los que trabajamos ad honorem, cubrimos a las bibliotecarias que se toman un mes de vacaciones en el verano, mientras que una semana en el invierno y así se van rotando, donde las colaboradoras cubren estas semanas. Así que de esa manera mantenemos la Biblioteca abierta con un claro compromiso entre comisión directiva, bibliotecarias y colaboradores, que nos propusimos esto”.

Gladys explicó que algo que pasa en el transcurso de verano e invierno, es que se reduce el horario de apertura, por ejemplo los horarios de este invierno son de lunes a viernes de 13hs a 18hs, mientras que los sábados siguen manteniendo de 10hs a 13hs.

Justamente, la profesora contó que tuvieron que abrir los sábados desde hace dos años, por la siguiente particularidad, “Se que muchos socios nos pedían abrir un día que no fuese en la semana, porque estos trabajaban o el horario que teníamos abiertos, ellos no estaban disponibles. Por lo tanto, eso hicimos y con mucho éxito, ya que tenemos un público fijo que va prácticamente todos los sábados a la biblioteca. Aun así, lo importante es la apertura para público de distintas índoles porque tenemos desde el que no sabe leer, hasta adultos mayores y en todo lo que es la pandemia se comunican por las redes sociales, donde alguien de la familia o con personas de la comisión, se lleva los libros que quiera”.

La Biblioteca y el objetivo puesto en pagar el alquiler

En primer instancia, la profesora explicó que ya quedó pago el alquiler del año pasado “A la hora de hablar de lo que estamos haciendo para mantener el alquiler de la Biblioteca Popular Infantil, es importante decir que ya se pagó todo lo que se debía del año pasado, que era 174 mil pesos. Esto se llevó a cabo con ayuda de muchas personas de la comunidad, como también socios, que pusieron dinero para que la biblioteca pueda subsanar esa deuda y se le pagó al Rotary todo el año 2020”.

Con respecto al 2021, están reuniendo fondos con una venta de garaje, “La gente nos dona cosas para vender y las personas se lo llevan a precios módicos. Obviamente, hay mucha gente que colabora y en la biblioteca hay dos mesas destinadas a la venta de garaje, ya que como los chicos de las escuelas no pueden venir, el espacio está desocupado. Entonces con todo lo que vamos recaudando, aunque el problema ahora es que vienen los servicios, como luz y gas, que se incrementan lógicamente por el momento del año que eso, donde obviamente genera un poco más de esfuerzo por parte de toda la gente”.

Después de lo sucedido el año pasado, desde el Municipio no esperan nada “Evidentemente  hay una negación, siendo que lo más incoherente de todo, es que el bloque oficialista votó por el alquiler y la tercera vez que se propuso el pago del alquiler, porque venía atrasado,  resultó que no se iba a pagar el alquiler. Ahora nosotros vamos a subsanar en la medida que podamos, el Rotary lo entiende así y jamás nos presionó para hacerlo, al contrario, nos dijeron que nos quedemos tranquilos”.

“Este año son 24.800 pesos por mes, así que habrá que hacerse cargo y ser responsables, porque de esta manera nosotros también estamos demostrando el nivel que tenemos como Institución para con otra que necesita los fondos, para becas y vacunas a nivel internacional”, agregó.

Donación para la Escuela de Coronel Pringles

El 23 de mayo, el establecimiento de nivel secundario, sufrió un incendio en el corazón de su sistema edilicio, en la parte que comprende a la Dirección, Secretaría, Biblioteca, aulas y otras habitaciones. En tanto, Meyer explicó que a partir de ahí se pusieron en campaña “Con respecto a Pringles, tengo alumnas que se recibieron con el profesorado de historia en el Instituto N°160, que son de esa localidad. Por eso ni bien nos enteramos del incendio, nos pusimos en contacto y decidimos ayudar en la medida de lo posible”.

Continuó “En tanto teníamos muchos libros reunidos para otra comunidad, por lo que decidimos poner todos los libros que necesitase dicha institución, a disposición de la escuela agrotécnica. A partir de eso, la gente empezó a colaborar con diferentes cosas para Pringles, donde se seleccionó todo, ya se enciclopedias, diccionarios, libros de literatura, física, química, matemática, temáticas rurales, etc. En definitiva fue una gran variedad de libros muy grandes”.

Donaciones enviadas a Coronel Pringles

Todas esas cosas los fueron acomodando en cajas, bien ordenadas, junto a dos monitores que fueron enviados, un televisor, con material como mapas y láminas, que llevaron a la institución para donar. “La tarea va a ser seguir juntando libros, ya que la realidad es  que lo que le mandamos es único para ellos porque después del incendio no les quedó nada, es decir, todo lo que se recibe y está en buenas condiciones, donde para eso tengo que destacar la labor de la bibliotecaria Alejandra, Manuela  y Meli, que nos encargamos de revisar todo. También quiero reconocer a la comisión directiva, que se movió y ayudó en las diferentes tareas que tuvimos para llegar a entregar todo, por eso nuestro agradecimiento a Nicolás, Horacio y Claudia, porque realmente se hizo lo que nosotros buscamos, que es realizar tareas en equipos para quienes los necesitan”, expresó una de las dirigentes de la Biblioteca Popular Infantil de Coronel Suárez.

Se colocarán dos nuevas casitas de libros

La APTS (Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud) en conjunto con la Biblioteca Popular Sarmiento y la Biblioteca Popular Infantil de Coronel Suárez, colocarán dos nuevas casitas de libros para continuar con el proyecto iniciado en la Plaza San Martín.  “Este es el trabajo que están realizando un grupo de personas que trabaja en el hospital y en este momento están construyendo dos casita más, una para la plaza Tambor de Tacuarí y otra para la Plaza Lainez, donde nosotros nos sumamos a lo que hacen ellos, agregando cada 15 días libros a las casitas para que sea lectura para quien lo necesite. Entre esos libros, se encuentran novelas, revistas deportivas, libros y todo lo que podemos aportar, para esta gente que pasa por la plaza y tenga ganas de leer, lo pueda hacer”.

Continua la campaña “Mantas que Abrazan”

Con respecto a la campaña “Seguimos recibiendo lanas y cuadraditos. A la par, estamos pidiendo a la gente, que acerquen lanas porque cada vez se complica más. En este proyecto trabajamos con Red Solidaria, donde nosotros somos quienes coordinamos la llegada y distribución de las lanas, por lo que se arman los cuadraditos, para que luego los retiren para hacer las mantas”.

Meyer explicó que le están enviando mensajes a las personas para que puedan seguir acercando lanas “Teniendo en cuenta que estos productos no son muy comunes hoy en día porque la mayoría de las veces se compra todo hecho. Hoy estamos trabajando en conjunto con Red Solidaria, que entregan estas mantas que abrigan, siendo que por esa razón nosotros le pusimos a la campaña mantas que abrazan, porque es el calor de muchas manos, lo que traen esas mantas”.

Por último manifestó que están reuniendo material de lectura para mandar una vez al mes a la Fazenda en Carhue “nos pidieron algunos libros, por lo que a medida que van llevando, los vamos reuniendo algún que viaje y cuando sabemos de alguien que viaje para allá, nos los lleva”.

En búsqueda de un futuro con más socios

Al hacer mención de los proyectos que tienen a futuro “En principio seguir con la venta de garaje, que es algo que vamos a tener que instaurar, ya que es la única manera de obtener dinero para pagar el alquiler. Después está el taller de cocinar, que será a partir de este jueves, con pocos chicos, donde la profesora ha tenido la bondad, ya que todos los beneficios de este taller serán para que la Biblioteca tenga un aporte más para el alquiler”.

En este contexto, siguió “Además quiero destacar y agradecer a otra amiga de la biblioteca, Susana Pogost, que ha hecho más de 120 plantines, que nosotros los ofrecimos para quien quiera ayudar a la Institución como a la vez para hacer un lindo regalo a un amigo. Algunos de estos plantines quedaron  y siguen a la venta para los que quieran colaborar, para de esa forma ir sumando peso por peso para poder llegar a pagar el alquiler del mes”.

El futuro que imaginan en la Biblioteca Popular Infantil local, es seguir creciendo con socios como con las donaciones de distintos lugares, “La verdad es que hemos recibido donaciones importantísimas de libros nuevos, de distintos lugares del país.  Realmente estamos muy agradecidos con muchos suarenses que están fuera del distrito, pero sin embargo se acuerdan de nosotros y nos mandan sus granitos de arena, para que sigamos creciendo, siendo así una biblioteca en crecimiento”.

“Hoy nos enfrentamos a otro problema que es el espacio, donde nos damos cuenta que cada vez estamos más apretados y no tenemos espacio para seguir creciendo acá, pero igualmente eso no va a impedir que sigan aumentando el caudal de libros ni de socios. Hoy tenemos que entender que las Bibliotecas Populares dejaron de ser solamente prestadoras de libros, donde ahora somos parte de las problemáticas que tiene la comunidad, es decir que tenemos una función son social”, cerró.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here