La masonería, su historia y el siglo XXI

Autoridades de la Logia Estrella Polar N° 78 de la ciudad de Bahía Blanca brindaron una charla abierta a todo público sobre la Historia de la Masonería en Argentina y en el mundo en el siglo XXI.

En las instalaciones de la Biblioteca Popular Sarmiento se llevó a cabo una charla acerca de la «Masonería: su historia y el siglo XXI». La misma fue encabezada por parte de sus autoridades, Federico Zaia, orador, y Federico Yaryura, presidente de la logia Estrella Polar Nº 78 de la ciudad de Bahía Blanca.
Previo a dicha disertación, se reunieron con Nuevo Día con el propósito de difundir su información. «La logia existe desde 1875 y tiene una buena historia para contar. Nos toca en esta ocasión, ser parte de un proyecto que es el de acercar a la gente de qué va esto de la masonería».

La masonería

La masonería es una escuela iniciática. «Las escuelas iniciáticas tienen como objetivo principal, el conocimiento de uno. El oráculo de Elfos decía: «Conócete a ti mismo». Entonces, es una filosofía de vida».
Además, podría decirse que es un escuela de vida, según lo expresado por los miembros de la logia. «Nos enseñamos un montón de cosas. También, protocolarmente: cómo comer, cómo se sirve una cena, un plato. Se aprenden todas las costumbres, con el fin último del conocimiento de uno y el perfeccionamiento».
Coronel Suárez tuvo su pasado masónico. «Que nosotros sepamos no hay masones en Coronel Suárez. Sabemos, desde no hace mucho, que existió una logia que se llama Abnegación en La Biblioteca Popular Sarmiento, que donada por la logia y para nosotros es muy especial estar acá».
En la zona tienen hermanos esparcidos. «En Pigüé, en Puán también y la idea es que esa gente que viaja a Bahía Blanca, si hay candidatos y la gente decide entrar, ir armando algo a futuro».
Zaia y Yaryura confesaron: «Es lindo recuperar los lugares donde hubo masonería y un montón de historia. Hay formación de los pueblos como Tres Arroyos, Necochea, Mar del Plata, Pringles, donde los masones estuvieron, hicieron muchas cosas y la gente no las sabe»
Parte de la filantropía de un masón es el altruismo y no se interesa por que la gente sepa quien lo hizo. «Lo importante es construir la obra y que la podamos utilizar todos los ciudadanos».

Un poco de historia

En argentina, la gran logia se establece en 1857. «A nivel mundial, la masonería como se entiende hoy no es la de los obreros que hacían catedrales, es una masonería filosófica que nace formalmente en 1917, con la gran logia de Londres»
Las logias en América son un derrame de las logias europeas a través de las migraciones. «En tres Arroyos había dos logias y hay a 20 km un pueblito que se llama Cascallares por donde pasaba el ferrocarril».
En Ingeniero White también hubo logias, y de ese corte ingles. «Nosotros tuvimos dos logias dependientes del Gran Oriente de Londres y no de la gran logia de Argentina, los ritos se practicaban en inglés. Además, hubo una logia que dependía del Gran Oriente de Italia. Esta última, es muy conocida porque hicieron un monumento a Garibaldi al lado de Teatro Municipal de Bahía Blanca».
La historia es muy extensa. «Obviamente no vamos a poder abarcar todo y nos llevaría décadas entenderla, incluso a nosotros mismos porque es muy compleja. Se trata de una asociación secreta/discreta y es difícil acceder a toda una documentación que pueda rearmar fehacientemente el recorrido de la masonería desde Inglaterra hasta Bahía Blanca».
Cuando una logia bate columnas o cierra sus puertas se pierden archivos. «Generalmente, se lo llevan, queda en manos de algún nieto o sobrino. Por eso, hay cosas sobre la historia de la masonería que quedan dando vueltas y la misma logia se va descomponiendo».
Es complicado armar todo ese hilo conductor para comprender qué pasó realmente. «Nuestra presencia acá es que la masonería no sea algo histórico, que no sea algo que se menciona en la historia ya que es algo muy real que está y tiene mucho empuje»:
Cada vez más jóvenes engrandecen a la masonería. «Pudimos salir al público nuevamente porque cuando hay democracia. La masonería es discreta y no secreta, pero fue muy perseguida durante tantos años y hoy decidieron abrir las puertas».
Los masones fueron fuertemente perseguidos. «Por eso, adquirir conciencia, exigir libertades, exigir derechos puede ser un problema, y cuando no hay estado de derecho la masonería es perseguida. Entonces, queda ese miedo latente y cada vez que una dictadura toma el control, la masonería se apichona, se guarda un poco. Es, en esos momentos, donde uno pierde el rastro».

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here