La importancia de verificar la información

Es de pleno conocimiento que el tráfico de datos e información que traen las páginas web como las redes sociales son importantes, pero muchas veces pueden ser nocivas. Daniel Goñi, psicólogo que trabaja en el Centro Deportivo Sarmiento, se refirió al tema.

– Hay una contable ausencia de buenas noticias en los medios ¿Se puede sacar algo positivo de la cuarentena?

– Este tiempo de parate a los que tienen sus familias supongo que estarán de una manera fortaleciendo vínculos que por ahí se pierden con el hecho del tener que trabajar, sumado al utilizar tiempo del día para entrenar, puede causar algún tipo de ausencia. En este momento, se puede utilizar el tiempo a construir vínculos en estos lugares donde uno está ausente.

Porque hay muchos deportistas que le han dedicado mucho tiempo, tanto de entrenamientos como estar todos los fines de semana a disposición para competir y eso lógicamente por una pasión encontrada en la disciplina, pero eso también le quita otras cosas. Entonces si a este tiempo le queremos encontrar algo positivo tendría que ir sin dudas por ahí.

¿La sobreinformación puede causar algún tipo de paranoia?

– Las recomendaciones en cuanto a la parte psicológica es que la sobreinformación es mala. Por ejemplo te ponés a mirar la televisión, el coronavirus todo el día con diferentes noticias pero siempre manteniendo la misma temática, entonces te llenás constantemente de información que genera un desgaste mental muy importante, más que nada porque uno no lo puede controlar al ser una variable de un tema que azota a todo el mundo como lo es esta pandemia. Entonces por más que te sientes a ver el noticiero, si te informas más de la cuenta, la cabeza va a funcionar mucho más y esto lleva a un agotamiento mental. Por eso las recomendaciones tienen que ver que si sos una persona que te gusta estar informada que lo haga de una forma medida.

Porque también al estar muy pendiente de las noticias, hace que uno esté todo el día con la mente puesta en un tema el cual manejarlo está fuera de tu alcance. Por eso es bueno dosificar la información, no sólo con la televisión sino con las redes sociales.

– Hablas de redes sociales y es justamente donde aparece más tráfico de información ¿Qué medidas deberían tomar las personas?

– Todo lo que es Facebok, Instagram y más que nada las cadenas que se mandan por Whatsapp que circula mucha información, que generalmente en su mayoría es falsa. Ahí es donde hay que tener muchísimo cuidado porque la gente por ahí recibe es información y en vez de buscar o comprobarla la misma, la reenvía sin ver el grado de veracidad que tiene el mensaje tal. Porque uno ve cadenas o escucha audios que se viralizan con recomendaciones o con información sobre la situación del coronavirus y con montones de cosas. Entonces uno tiene que tratar  de revisar esa información que sea oficial, aunque parezca difícil, no lo es, por eso hemos dicho que se tienen que minimizar la participación de aquellos grupos que se comparte información sin chequeo propio.

Siendo el mayor ejemplo que en Whatsapp se viralizaba un decreto de la ampliación de la cuarentena sin que el presidente lo haga oficial. Entonces hay que, en términos futbolísticos, parar un poco la pelota, porque no digo que sea mala la información, sólo que al no chequearla puede ser un factor muy negativo.

– ¿Cómo crees que todo esto puede afectar la vida en sociedad?

– Esto está afectando mucho a la vida de la gente y en eso vamos aprendiendo como acompañar, donde las recomendaciones son no perder los contactos por lo menos por contactos tecnológicos a nuestro alcances. Dentro de lo que son los acompañamientos de las instituciones son más limitados porque uno tiene el vínculo a través de un teléfono o una computadora, por eso como uno escucha del presidente en esto de mantener el aislamiento obligatorio y preventivo.  Por otro lado, no es un momento que tengamos experiencia para pasar como sociedad porque  es algo que no ha pasado nunca y entonces es medio que vamos charlando las posibilidades que están al alcance a medida que va pasando el tiempo.

Hay una realidad donde hay familias que necesitan conseguir recursos para poder sostenerlas, en momentos donde el trabajo está precarizado. El otro problema es que tampoco todo el mundo tiene la posibilidad de aguantar la cuarentena tranquila en su casa. Muchos tienen necesidades para poder vivir el día a día.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here