Kicillof: “el haber actuado a tiempo nos da un lapso para prepararnos y equiparnos”

El Gobernador Bonaerense expuso cuáles son los principales desafíos que plantea la pandemia y aseguró que su Distrito estaba en emergencia sanitaria antes de la llegada del coronavirus. De cualquier modo, el coronavirus cambió los planes de Axel Kicillof: ahora trabaja con un único objetivo que es que el golpe de la pandemia sea lo más asimilable posible.

La posibilidad de que los contagios se desaten exponencialmente en el populoso Conurbano es su mayor preocupación, por eso, concentra sus esfuerzos en aumentar el número de camas, distribuir insumos y mejorar la infraestructura de los Hospitales. Sin embargo, aclara que la Provincia ya estaba en emergencia sanitaria y económica antes de que llegara el virus.

Como si fuera poco, su Distrito también concentra a millones de personas en situación de vulnerabilidad y en muchos municipios el freno de la actividad podría causar un daño irreparable si se extiende demasiado tiempo. Mientras, en el mundo todavía no hay consenso sobre el mejor camino a seguir. Solo el tiempo dirá qué tan acertadas fueron las medidas que están tomando.

Avances contra el coronavirus en la provincia de Buenos Aires

Siempre hay una diferencia entre los casos existentes y los casos detectados (así lo refleja la experiencia internacional), pero estadísticamente, no se está en una fase de crecimiento exponencial y eso tiene que ver con que se tomaron oportunamente las medidas de aislamiento y de interrupción de los viajes internacionales. “Me parece que el actuar a tiempo nos está dando un lapso para prepararnos y equiparnos. Después, obviamente las propias medidas de prevención van generando otras situaciones complejas. Es algo que observamos en todo el mundo”.

Opinó también que, a nivel general, “la sociedad está al tanto de la gravedad del problema; después, hay situaciones diversas: una cosa es el aislamiento en sectores medios y otra en sectores de bajos recursos”. Y agregó que lo mismo ocurre con las consecuencias económicas aunque indicó que, hoy, la prioridad principal “es cuidar la salud y la vida de los y las bonaerenses y aunque no es el momento de poner el eje sobre eso, sí digo que ya estábamos antes en una emergencia sanitaria y económica, estábamos transitando una crisis. Nos agarra una epidemia en un momento donde veníamos trabajando para recuperar lo que se había perdido en la economía y también en la infraestructura educativa y hospitalaria. En la provincia de Buenos Aires hay cinco hospitales en los que durante los últimos cuatro años no se hizo nada porque estaban sin abrir. Hoy nos servirían muchísimo, porque lo que necesitamos es ampliar rápidamente la infraestructura”.

Aprendizajes

“Vimos, en los países más ricos del mundo, cómo se desbordó la capacidad de atención de los sistemas de salud” comenzó diciendo el gobernador bonaerense y ante las estimaciones en Estados Unidos que indican que van a faltar camas de terapia intensiva, camas comunes y lugares de aislamiento aseguró que nadie estaba preparado para una pandemia así: “además, el hecho de que sea en todo el planeta hace que algunos insumos falten a nivel mundial. Es una situación inédita. Y acá tenemos el problema, también producto de políticas de antes, que se perdió muchísimo en capacidad de producción de insumos hospitalarios”.

En ese sentido, refirió que, en los últimos años, se abandonaron y/o se dejaron de hacer insumos hospitalarios como el abandono de infraestructura en materia de Hospitales y espacios de sanidad “y hoy no tenemos toda la soberanía sanitaria que necesitamos y los países que producen ciertas cosas primero abastecen a su mercado” indicó.

“Lo que creo es que se ganó un tiempo precioso con la decisión temprana y oportuna del aislamiento, que tiene que haber detenido el ritmo de la epidemia y esto nos permite estar hoy ampliando la capacidad hospitalaria en la provincia, que es la más populosa y más densamente poblada”.

Situación en cárceles

Aseguró que, en estos casos, es imprescindible tomar decisiones preventivas para evitar los contagios y agregó: “tenemos una situación preexistente y es que las cárceles tenían casi 50 mil detenidos y la capacidad es para 25 mil. En 2015, eran 33 mil. Ha habido un proceso de crecimiento por encima de la capacidad porque no se construyó ninguna cárcel y ante la aparición del virus hicimos algo que me parece oportuno, que fue una consulta sobre las visitas y en muchos lugares, decidieron no recibir visitas para evitar los contagios”.

Contó además que se agregaron refuerzos de material de prevención y también se permiten videoconferencias para tratar de ayudar a esta situación.

Postergación de los planes previstos

“Parece una de esas películas que uno vio alguna vez de epidemias o de grandes desastres” indicó Axel y aseguró que esta pandemia cambió los planes de todos: “a mí me tiene trabajando día y noche sin descansar y a todos mis funcionarios, también. Hay muchísima gente trabajando como los trabajadores de la salud, la educación y las fuerzas de seguridad” y aseguró que, de poder marcar algo favorable en medio del escenario problemático y caótico que se desató por el COVID 19, “es que estamos ampliando efectivamente, invirtiendo y recuperando algo de lo perdido en el sistema de salud que estaba muy abandonado. Si uno tiene que marcar un punto novedoso, se está viendo una compresión y una percepción de que esto no es algo que se pueda arreglar con el neoliberalismo. Me parece que esto está pasando en todos los lugares del mundo”.

“Ya decíamos que el neoliberalismo era muy dañino pero, en el marco de una pandemia, lo que queda claro es que la solución tiene que ser en base a valores como la solidaridad, que no es individual sino colectiva y que se necesita del Estado”.

Indicó entonces que, con Alberto Fernández tiene contacto diario, “por WhatsApp y si hace falta, nos vemos y hablamos en persona”. Por otro lado, con el Gobierno Porteño el vínculo es a través de un Comité Operativo donde están Ciudad, Provincia y Nación y aseguró que, si bien la coordinación entre los sectores -hasta ahora- ha sido buena, “son situaciones distintas porque el poder adquisitivo, el presupuesto y la infraestructura de la Ciudad comparada con la del conurbano tiene diferencias muy grandes; también en densidad de población y de condiciones socioeconómicas” indicó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here