Juntos por el Cambio pone en pausa su definición sobre las elecciones a la espera de la Corte

El bloque opositor espera la definición de la Corte Suprema sobre la presencialidad de las clases para continuar sus negociaciones con el Gobierno en relación a la modificación del cronograma electoral.

El tironeo entre Ciudad y Nación sobre la presencialidad de las clases repercute en otros importantes temas de la agenda del Gobierno de Alberto Fernández, entre ellos, la postergación de las elecciones en medio del crecimiento de casos de coronavirus.

Es que según dejó trascender Juntos por el Cambio, no avanzarán en las conversaciones hasta tanto la Corte Suprema no se expida sobre el DNU que tiene en vilo a miles de familias de la Ciudad de Buenos Aires y congeló la relación con Horacio Rodríguez Larreta.

“Hay que esperar a ver qué sucede con la Corte, hoy no es un buen momento para sentarse a negociar”, dijeron desde el interbloque opositor, cuyos representantes ya analizaban un borrador del Poder Ejecutivo para modificar el calendario electoral “por única vez” y “en contexto de pandemia”.

El proyecto propone celebrar las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) el día 12 de septiembre (segundo domingo del mes) y las Generales el 14 de noviembre (segundo domingo del mes)

En esta línea, la oficialización de listas y candidaturas, que marca además el inicio de la campaña, sería 45 días antes de la celebración de cada comicio.

Entre los principales fundamentos del proyecto, desde el Gobierno nacional señalaron: “Este aplazamiento permitirá dejar atrás el período de bajas temperaturas y mayor circulación de enfermedades respiratorias y avanzar en la campaña de vacunación”.

“Además, las fechas propuestas permiten respetar todos los plazos fijados por el Código Nacional Electoral, salvo dos excepciones: con el propósito de garantizar un plazo suficiente para la realización del escrutinio definitivo de las PASO, el proyecto propone reducir de 50 a 45 días previos a la elección general el plazo para que las juntas partidarias proclamen sus candidatos”.

“En un régimen democrático representativo y republicano, la pandemia nos plantea el desafío de garantizar el pleno ejercicio de los derechos políticos individuales y colectivos y la transparencia del proceso electoral en un contexto excepcional en el que debemos evitar la aglomeración de personas y su desplazamiento en transporte público y a su vez implementar las medidas sanitarias necesarias para contener la propagación del virus”.

Si bien desde la oposición aún no manifestaron su acuerdo, desde el bloque PRO aseguraron a LaTecla.Info que “es el comienzo” del debate. Cabe recordar que dentro de la alianza hay distintas opiniones al respecto.

Para realizar una modificación al cronograma electoral, el Congreso nacional debe aprobar el eventual proyecto antes del 10 de mayo. Ese día, vence el plazo para que el Ejecutivo llame a elecciones de acuerdo al calendario actual. (La Tecla}

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here