Juan Benger: “Este año somos un grupo más reducido, pero contamos con mayoría de personas profesionalizadas” 

El médico cardiólogo DR. Juan Benger dialogó con Nuevo Día, donde valoró y destacó el ejemplar trabajo realizado por el equipo de Telemedicina, señaló que el sistema sufrió una positiva restructuración, habló de la preocupación que observan sobre el hospital y más.

En principio dio un pantallazo general como están trabajando en pandemia “La verdad que nosotros hace un tiempo que venimos reestructurando telemedicina para tener una mejor respuesta o ser más eficiente ante estos aumentos de casos, donde hemos visto que se manejan por lo ambulatorio. Estos mismos los seguimos principalmente nosotros porque nos dedicamos al seguimiento de los casos como también el rastreo de sus contactos estrechos, pero hasta ahora este aumento ha sido mucho más marcado a nivel hospitalario que a nivel ambulatorio”.

Continuó “Con esto me refiero a que si bien han aumentado muchos los casos a diferencia de dos meses atrás, todavía no estamos en el nivel que llegamos a estar en octubre o principios de noviembre del año pasado. En este caso, lo que más marca la complejidad de la situación es que muchos pacientes con cuadros complicados, con las internaciones muy largas, han ocupado bastantes de camas de la internación y que eso es lo que más complica la situación epidemiológica actual. Si bien hay alta circulación del virus, no estamos en el nivel del año pasado”.

Ha aumentado la mortalidad del virus en el distrito                                                  

En Coronel Suárez se destacaba que en el tratamiento de la pandemia, no tenía alto registro de personas que murieron con el virus, pero en este caso en las últimas semanas se han registrado un aumento en la estadística por decesos de personas con edad variada y es lo que pone hoy el centro de la preocupación “El tema que pasa acá, es algo universal, que quiere decir que  pasó en todos lados, donde primero se registra un aumento de casos, que lleva a tener mayor cantidad de gente internada, apareciendo la mortalidad. Ahora los pacientes que necesitan atención en unidades críticas, son pacientes muy complejos y en realidad pasan mucho tiempo para salir de esta unidad como en el caso de que tengan una mala evolución, que termina con el fallecimiento.

Los pacientes que van a la terapia habitualmente, están un promedio de tres semanas en ese sector “La verdad que es un tiempo muy largo, donde hay veces que se da que hay varios fallecimientos, pero eso marca lo que viene pasando antes, por lo que es un indicador de como estuvieron las últimas semanas para atrás. De hecho cuando uno ve las cifras de los países que han pasado las olas de contagios, la mortalidad tarda mucho más en disminuir por este motivo que explico”.

Reestructuración para brindar el mejor servicio

El Dr. Explicaba que han tomado el tiempo de verano para preparar de la mejor manera telemedicina y al ser consultado si el sistema puede aguantar una cantidad de casos superior a la de octubre del 2020, que fue el pico de contagios en la ciudad, el manifestó “Nosotros en realidad el año pasado logramos cubrir bien, donde tuvimos mucha más gente de la que está trabajando en estos momentos en Telemedicina porque llegamos a ser 115 personas, con una inmensa mayoría que eran voluntarios. Este año es un grupo más reducido, pero cuenta con mayoría de personas profesionalizadas, lo cual hace que estemos un poco más cómodos en varias cosas, es decir, desde que todo comenzó a este momento hemos tenido que ir adaptándonos y cambiando constantemente a lo que la situación requería”.

Benger destacó la tarea en el 2020 por les brindó un gran aprendizaje “Por supuesto que si volvemos a lo del año pasado, va a ser muchísimo más trabajo como exigencia para todos y obviamente nos vamos a tener que readaptar para lidiar con la situación. De alguna manera u otra, uno lo termina haciendo, donde toda la experiencia que formamos el año pasado nos hace que estemos un poco más cómodos con el seguimiento, sabiendo mejor donde vale la pena hacer esfuerzos y que cosas por ahí no son necesarias”.

“La otra también es que los pacientes ya conocen un poco más de esta situación, que a diferencia del año pasado fue todo nuevo, pero ya es una situación general que varias cosas aprendimos y que obviamente ayuda a la población para saber cómo manejarse”, agregó.

¿Cepas más contagiosas, más trabajo para telemedicina?

Teniendo en cuenta que la nueva cepa ya está instalada en las cercanías en el distrito, teniendo en cuenta que Bahía Blanca confirmó la presencia de la variante de Manos, la cual es más contagiosa que la variante que azotó en el 2020. Benger explicó que aunque hoy no esté confirmada la presencia de la misma en la ciudad, es muy pronto para decir que sería más difícil rastrear los casos ambulatorios “Probablemente debe haber en la mayoría de los lugares de Argentina porque si no hay es más porque no se haya estudiado a que no haya. Por el tema estuve viendo un reporte de la cepa Británica ya tiene un 30% de los casos del AMBA, por lo que es poco probable que en Suárez no hayan casos y en Capital si estén”.

Además agregó “Por lo tanto, esta cepa Británica, según estudios, es más contagiosa y parece ser un poco más letal, mientras que la de Manaos, todavía no hay tanta data, pero lo que sí se sabe que tiene más evasión a la respuesta inmune y habría más peligro de reinfección, aun así no está confirmado si puede ser más letal o que sea más infecciosa que la anterior”.

“A mí esto me enseñó a que hay que actuar rápido y que hay readaptarse porque uno no puede ser estático sino estar atento a las necesidades”. Juan Benger

El cardiólogo señaló no ha cambiado la forma de trabajar en cuanto al seguimiento de casos y rastreo de contactos estrechos “Creo que esto a la vista del manejo diario no cambia demasiado porque la realidad es que antes el virus era recontra contagioso y nos teníamos que re cuidad, mientras que ahora el concepto sea el mismo y lo que si puede hacer es que haya más casos de los que hubieran antes, pero la actividad en cuanto a seguimiento de pacientes y rastreo no cambia de acuerdo a la cepa”.

¿La gente cumple el aislamiento?

Dentro de la problemática que trae el virus y sus variantes, otro de las cuestiones es que hay personas que tiene síntomas y no los comunica para no tener que ser aislados o por ahí personas que están de forma preventiva, no respeta la cantidad de días encerrados, lo que produce filtraciones en caso de padecer el virus. “Creo que el cumplimiento es muy variable ahora y lo fue antes. Sé que la situación económica siempre juega un papel predominante en esto, pero siempre nuestra decisión es que el aislamiento es algo de responsabilidad individual y que en lo cual no podemos meternos”.

Además explicó cuál es su trabajo “Nosotros damos las pautas, asesorar, señalar como deben hacer las cosas, pero la decisión final siempre es de responsabilidad individual de las personas, que me parece que debe ser así. Por ahí en algunos distritos son más restrictivos en ese sentido o han tenido una forma de seguimiento mucho más estricto que el nuestros, pero de todas maneras insisto que todo esto no lo inventamos sino que seguimos recomendaciones de la OMS, en cuanto a la modalidad de seguimiento de contactos estrechos”.

Hace unas semanas Juan habló con un medio de la ciudad, donde señaló que este año va a ser mucho peor que al 2020. En cuanto a esto, explicó el porqué de esa frase “Según el diálogo que mantengo con colegas, llegamos a la conclusión que la saturación del sistema ha sido peor, donde hay dos motivos por lo que sostengo esto”.

Continuó “En primera instancia entramos  al invierno, que no sabemos si el virus es más infecciones, pero la realidad es que las personas adoptan estar más en lugares cerrados y así el virus se transmite rápidamente. Por lo que el hecho de que haya circulación viral en todo el país desde antes de entrar al invierno hace que la situación sea más complicada. Por el otro lado, está el factor que hablábamos antes del hecho que habían muchos pacientes ocupando lugar hace mucho tiempo en cuidados intensivos, lo que hace que el sistema se sature en todos lados porque los casos aumentan velozmente y hace que más personas requieran internación por complicación de cuadros”.

“Uno de los grandes temas que venimos sosteniendo es en algún momento tener que requerir de atender algún paciente y no tener la disponibilidad de poder hacerlo, lo que sería una situación terrible, que nadie querría vivir”, señaló.

¿La bajada de fase ayudaría a nivelar los números en salud?

Otra de las cuestiones que se habla en estos momentos es que fase estará nuestra ciudad esta semana, teniendo en cuenta que Bahía Blanca pasa a fase 2, siendo este el mayor centro de derivación para la sexta sección.

Sobre esta cuestión, el Secretario y el Subsecretario de Salud, habían manifestado que si estuviésemos en una fase menos, se podría nivelar la situación sanitaria, pero a la vez remarcaban que no se podía hacer porque eso destruiría la estructura económica de muchas personas, teniendo en cuenta que traería más restricciones la medida.

Benger opinó sobre el tema “Siempre digo que el hecho de tomar las decisiones es muy complejos, donde la verdad que no es para nada sencillo tomar una decisión que por ahí beneficie al sistema de salud, pero por el otro lado complicaría la situación económica de la población. Entonces lograr un equilibrio con eso es sumamente complicado”

En Suárez se va monitoreando, donde uno puede tomar medidas de acuerdo como se desarrolle el mencionado monitoreo, que debe equilibrar la situación epidemiológica actual y el bolsillo de la gente “Me pareció muy bueno lo que dijo el Dr. Gasteneguy porque el grado de restricciones que uno impone viene ajustándolas de acuerdo al nivel de ocupación hospitalaria. De hecho a partir de las restricciones de la última semana, si bien creo que estamos en un leve ascenso la pendiente está un poco más estable, aunque habría que ver cuánto se prolonga en el tiempo”

La vacunación es algo que debe aumentar en cantidad “Hay que recordad que recién estamos en abril, donde otro factor que tenemos que tener en cuenta cuanto se puede aumentar la capacidad de vacunar porque hay que fijarse que en el país se ha vacunado muy poco, donde recién el 15% ha recibido una dosis y todos sabemos para la vacunación completa se necesitan dos dosis”.

“Entonces estar con una proporción baja de la gente, claramente impacta en la situación actual y si uno puede ir aguantando de cerrar todo, donde capaz que en uno o dos meses los vacunados aumentan mucho, nos cambiaria bastante el panorama”, agregó.

Por último señaló que la todas estas decisiones son cuestiones dinámicas que cada uno tiene que adaptarse “A mí esto me enseñó a que hay que actuar rápido y que hay readaptarse porque uno no puede ser estático sino estar atento a las necesidades, ya que con esto cambian totalmente y de manera muy rápida”.

“Lamentablemente hoy es una situación malísima porque se dan muchas actividades con las cuales muchas personas viven, que son estrictamente peligrosas porque no se trata de cuestiones de protocolos, sino que por ejemplo, tenés un boliche y la gente va a bailar, no importa cuán bien hagas tus actividades, es un lugar de gran riesgo epidemiológica. Entonces el combinar eso con el brote, termina siendo una situación muy mala”, cerró.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here