Jimena Linares brindó una charla en el Colegio Fasta San José

El pasado miércoles, brindó una charla la Licenciada Jimena Linares de Bedouret en el SUM del Colegio Fasta San José abierta a toda la comunidad, disertando sobre el tema “Promoviendo vínculos sanos entre nuestros hijos”. Con una cantidad importante de público, se disertó sobre un tema de actualidad y que es de interés común para padres; docentes y alumnos como es el de generar conciencia y ayudar a fortalecer los valores para una convivencia escolar.

La profesional de nuestra ciudad, explicó previamente al diario Nuevo Día, la importancia de realizar charlas con distintos temarios y que es, el ámbito escolar, el adecuado para repensar conceptos referidos a las conductas de los más chicos.

“Este año se formó la Unión Padres de Familia del Colegio Fasta San José, con diferentes comisiones de trabajo, conformadas por los padres de los alumnos. Esta charla surge porque integro el equipo de trabajo sobre Formación, y desde ese espacio organizamos disertaciones para los papás y vamos a finalizar el año con este tema. La idea para el 2020, es la de programar más de estas actividades referidas a la formación y prevención para padres y alumnos” comentó Jimena Linares.

Destacó que el tema elegido para tratar en la charla fueron los vínculos entre los alumnos en la escuela. “A veces se ve que hay algún tipo de destrato, poca tolerancia, en ocasiones se hablan mal entre ellos, y esto, se agudizó con el auge de las redes sociales y la comunicación a través de whatsapp hace que muchas veces se digan cosas que no lo harían cara a cara. Es importante que sepamos los padres, cómo hacer para ayudar a nuestros hijos a crecer sanamente y que puedan formar buenos vínculos entre ellos” aclaró.

Resaltó Linares que “la primera escuela de amor que tenemos es la propia familia, que es donde aprendemos a manejarnos y tenemos que tener en cuenta, en principio,  cómo nos tratamos dentro de nuestra casa. Esa manera de relacionarnos entre nosotros, es la forma cómo los chicos escuchan y repiten esas conductas y lo trasladan a sus círculos de pertenencia como el colegio o el club”.

Ayudar a nuestros hijos

Hay distintas maneras de ayudar y corregir ciertas conductas que, de no hacerlo, perjudicarán en un futuro su participación dentro de la comunidad educativa “para ayudarlos pienso que, los papás somos como jardineros, donde cuidamos y protegemos esa plantita para que crezca y se desarrolle. Necesita riego; un buen suelo; un clima apropiado;  requiere ser podada y eso se traduce en límites, la firmeza y el cariño con los que los imponemos es muy importante. Ya que si no ponemos límites, nos convertimos en permisivos y dejamos que los chicos hagan cualquier cosa, no es apropiado ya que con esta actitud no le marcamos el camino. Esto debe hacerse con cariño para no ser tiranos, hay que buscar un equilibrio” explicó.

Especificó que, los primeros 10 años de vida de un chico, son fundamentales dado que se forman los hábitos de conducta y aspectos de la personalidad que son importantes a tener en cuenta para que se desarrollen como individuos. “Pueden adquirir habilidades intrapersonales que son los cuatro autos: el autodominio; el autoconocimiento; la autoestima y la autonomía. El autoconocimiento es cuando, a medida que los chicos van creciendo, los voy conociendo en sus fortalezas y debilidades e ir nombrándolas con el transcurso del tiempo para que ellos se conozcan a sí mismos, sabiendo cómo son y no creando imágenes falsas. El autodominio, es la de controlar los impulsos, ya que hoy les cuesta mucho hacerlo porque no tienen capacidad de espera y los chicos quieren todo ya, y un ejemplo de ello es que en otro tiempo, debíamos esperar para ver una serie; para buscar información teníamos que encontrar libros y leer. Es decir, que los avances en la tecnología que para ciertas cosas es muy bueno, por otro lado, hace que no desarrollen la capacidad de espera”.

“Los padres podemos ayudar, en ese sentido, postergando cuando son más pequeños ciertos pedidos, el autodominio, les va a ayudar en la etapa de la adolescencia, para dominar los impulsos. La autoestima, sirve para que los chicos aprendan a valorarse y a quererse, esto lo adquieren a través del vínculo con los padres y con los seres que los rodean con los cuales van a reforzar este sentimiento. Todo ello, nos llevará a que los chicos, adquieran las habilidades interpersonales que son las formas de vinculación con el otro; además de la adquisición de virtudes y valores que se logran en la infancia con pequeños gestos que suponen asumir acciones de responsabilidad; generosidad; solidaridad y empatía poniéndose en el lugar del otro, no haciendo lo mismo sino comprendiendo situaciones distintas” aseveró Jimena Lineras.

La Licenciada en Psicología habla de otro punto importante referido al desarrollo de los vínculos y colaborar para que los chicos lo incorporen, es la asertividad. “Significa: poder decir lo justo, en el momento preciso. Ante determinadas circunstancias, si al menor le damos herramientas, va a tener la capacidad de pensar y resolver situaciones cotidianas sin reaccionar mal. De esta manera, los chicos podrán desarrollar lo que denominamos habilidades sociales, y ejemplo de ellas son, el buen trato; la sonrisa; el mirar a los ojos; capacidad de pedir las cosas; habilidades para hacer amigos” detalló.

El bullying

Consultamos a la Profesional sobre el bullying y especificó que “es uno de los problemas que existen, el bullying ocurre, cuando ciertas conductas, son sostenidas en el tiempo, en donde hay alguien que hostigue y un grupo que lo sostiene con el silencio y la complicidad, generalmente se realizan fuera del alcance de la mirada del docente o cualquier adulto”.

En referencia al tema, hay otras cuestiones que complican un buen vínculo entre los chicos y es la dificultad de hacer amigos “cuando son muy chiquitos, hay que estar atentos a esto, y los padres ser los que ayuden a resolverlo porque hay niños que no tienen inconvenientes y otros que le cuesta, por ejemplo, por ser tímidos. Los adultos serán entonces, los que hagan las invitaciones y propicien un acercamiento entre amiguitos”.

Consultamos cuáles son los indicios que muestra un alumno cuando afronta una dificultad “lo primero que exteriorizan, es que no quieren ir a la escuela; o distintas somatizaciones sobre algún dolor o enfermedad. Hay que prestar atención porque hay chicos que lo pueden contar y otros que no y los padres actuar en consecuencia. Los docentes también tienen que estar atentos, en clase y en los recreos, cuando son más pequeños, si juegan o no, si los integran”.

“Otro tema es el tema por las individualidades porque no todos tienen los mismos gustos a la hora de jugar, entonces los padres y docentes, deben enseñar a los chicos que todos somos diferentes pero que valemos por ser personas, no hay nadie que valga menos que uno. Destaquemos que como padres y desde que los chicos son pequeños, debemos cultivar y enseñar buenos valores para que tengan una mejor adolescencia” concluyó Jimena Linares de Bedouret.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here