Gerónimo Lampón: “Esta experiencia me permitió traer un montón de ideas para lo que quiero hacer a futuro”

El huanguelenense Gerónimo Lampón consagró, la semana pasada, a la Argentina como campeón internacional en el certamen de CWMUN Emirates 2021 que se desarrolló en Dubai. Ya en Huanguelén habló con Nuevo Día, sobre lo fue su participación en el certamen de la Naciones Unidas, contó las diferentes actividades y excursiones que realizó. Por último reflexionó sobre la posibilidad de plantear un modelo similar para el contexto actual a nivel Nacional y Mundial.

El fin de semana pasado, el huanguelenense Gerónimo Lampón regresó al país luego de su participación en Abu Dhabi del certamen de las Naciones Unidas, en el cual salió victorioso y consiguió menciones honoríficas.

“Obviamente fue una experiencia enriquecedora que me permitió traer un montón de ideas para lo que quiero hacer a futuro y así generar una visión para donde tiene que ir la comunidad a futuro”, de esta manera comenzó Gerónimo Lampón en diálogo a Nuevo Día, sobre la experiencia que vivió en los Emiratos Árabes Unidos en los más de 20 días que estuvo en el continente oriental.

Además expresó que todas las actividades que realizaron fuera del certamen, les ayudará a los todos los participantes a tener esta visión global que terminaron trayendo después del certamen.

El hecho de conocer a sus compañeros luego de más de seis meses compartiendo cursos y capacitaciones para el certamen de las Naciones Unidas “Realmente fue muchísima emoción vernos las caras porque desde febrero que veníamos hablando y finalmente encontrarnos todos juntos fue fantástico. A medida que cada uno iba llegando, nos encontrábamos y a la vez nos dimos cosas porque cada uno desde su país llevó cosas para compartir con el resto”.

“Esa experiencia fue muy rica, donde más allá del certamen, nos quedan esos contactos o amistades y anécdotas juntos” comentó.

 

El viaje

 

Fuera de lo que fue la competencia, Gerónimo tuvo la posibilidad, junto a sus compañeros, de recorrer diferentes lugares dentro y fuera de Dubai. Viviendo así una experiencia totalmente nueva “Tuvimos la posibilidad de movernos hacia Abu Dhabi, Al Ain, que son otros Emiratos. También conocimos Baren, Omán, una isla de Egipto y tuvimos la posibilidad de ver diferentes realidades”.

“Además pudimos realizar diferentes actividades, con la posibilidad de visitar diferentes embajadas y puntualmente la nuestra, donde estuve charlando con el encargado de negocios en Dubai. En esas excursiones visitamos un campo de refugiados de Yemeníes en Omán, escuchamos a Jair Bolsonaro, al presidente de Colombia Iván Duque Márquez y estas actividades fueron complementando las tareas de las Naciones Unidas”, agregó.

Gerónimo aprovecha una de las actividades para andar en camello por el desierto

La que más le gustó “Me quedaría con la visita a la Universidad de Asuntos Exteriores de Abu Dhabi, ya que el poder conversar con estudiantes de relaciones internacionales, siendo lo mismo que hago pero en otro país, con otra visión, fue algo increíble. También la posibilidad de hablar con nuestro cuerpo diplomático, contándome lo que significa vivir un argentino en Emiratos Árabes Unidos fue una experiencia enriquecedora”.

El viaje a una tierra desconocida para cualquier argentino, no es nada simple, teniendo en cuenta la adaptación que cada personas que ingresa a Dubai necesita tener, donde muchas cosas que son bien vistas en Argentina y el resto del mundo, no lo son en esa zona oriental “En realidad el viaje fue una cuestión, que como yo te invito a mi casa, te pido que te saques los zapatos y vos lo vas a hacer porque te estoy invitando a mi casa. En este sentido seguimos la misma lógica, buscamos adaptarnos a una cultura diferentes, donde estas prohibidos públicamente los besos, abrazos, demostraciones de afecto, tomar alcohol, y así con cosas chicas o grandes, que las hacemos totalmente distintas en nuestros lugares de orígenes”.

Continuó “La realidad es que vivimos casi un mes en un régimen que no es democrático, que si bien hay un rey que es amado y querido por gran parte de la comunidad, no hay partidos políticos y entonces no está esa visión democrática que nosotros vivimos en nuestros países. En tanto hay muchas cosas prohibidas, donde es una cuestión de adaptarse, aunque más que nada de aceptar”.

Este certamen, de alguna manera, los invitó a cambiar algunas formas “Acá hay que dejar de lado ese dedo acusador de occidente, de que todo lo vemos mal y entender que hay algunas cuestiones culturales, la cual cambia por el hecho de ser un producto social. En este momento la cultura es esta y tuvimos que adaptarnos”.

Al consultarle si cree que finalizado el certamen, justamente el lugar de origen del mismo choca de alguna forma con lo que planea las Naciones Unidas de hacer el mundo más grandes, por momentos dejando la cultura de lado. El respondió “Pienso que ambas visiones se complementan porque las particularidades de cada uno, las diferencias que tenemos, las aceptaciones y por otro lado nos enseña a evidenciar lo particular de cada cultura, como aceptarla. Al mismo tiempo estamos inmersos en un proceso de globalización cultura, lo cual llevará a una homogenización cultural. Así que lo más probable es que está cultura, para nosotros  tan chiquita, cerrada y oculta, al estar en contacto con otra, termine en cierto modo cambiando, al igual que la nuestra”.

 

Vuelta a Argentina con Mención Honorífica

 

A la hora de hablar puntualmente como llevó el certamen “Desde el primer día no fue sencillo, sino todo lo contrario. Llegué y me encontré con compañeros, que si bien todo habíamos estudiado y realizado los mismos cursos, la diferencia que teníamos lo latinoamericanos a diferencia de los Europeos eran las experiencias vividas, viajes, etc. Hay que pensar que un finlandés sale de la secundaria hablando cuatro idiomas y nosotros apenas salimos hablando ingles”.

Independientemente de los cursos, el huanguelenense notó que es innegable la desigualdad que existía “Es importante la falta de oportunidad que tienen nuestra sociedad contra los otras, por eso me llevó un pantallazo ya el primer día, que obviamente encendió una luz de alerta. Después analizándolo en frio, pensé que así se siente una empresa Argentina cuando va al exterior o un estudiante que pelea por una beca en una universidad de un posgrado”.

De igual manera con el paso de los días Gerónimo pudo acomodarse y tener un gran desempeño “A medida que fui desarrollando el modelo, me puse como meta que esta falta de oportunidad no me podía afectar sino todo lo contrario e inclusive un compañero brasilero dijo “no se hagan problema que ellos tienen mucho inglés, pero nosotros tenemos un poco más de garra” y tenía un poco de razón porque nosotros veníamos peleando un poco más de abajo, pero se dieron vuela los papeles”.

“A medida que iban pasando los días de certamen, hasta el sexto que me avisaron que estaba en la final, pero sin comunicarme quienes eran los otros finalistas y al séptimo me notificaron que me otorgaron la mención honorífica de las Naciones Unidas, donde no estaban seguros, pero creían que era el primer argentino en conseguirla en la edición de Emiratos Árabes Unidos”, destacó.

“Fue una tarea muy interesante el tratar de generar un proyecto en común y a la larga creo que eso fue lo que valió el reconocimiento”. Gerónimo Lampón

A la hora de mencionar cual fue la clave para conseguir que su modelo sea el superador, respondió “Creo que fue muy importante la capacidad que tuve de acercar a las partes, ya que hubo cierto momentos en que la negociación estuvo totalmente trabada entre Estados Unidos y China, mientras que había una tercera posición que buscaba otra cosa”.

“Por eso fue una tarea más que interesante de tratar de generar un proyecto de resolución común, que comprenda todas las realidades para que después terminen siendo votados y creo que eso fue lo que se valió el reconocimiento”, agregó.

 

¿Los resultados del certamen se pondrán aplicar en la actualidad?

 

– ¿Es posible, con un modelo similar, poder generar esa mencionada globalización?

– Obviamente que se puede plantear algo así. Si 3500 jóvenes de todo el mundo que tienen distintas culturas, historias, se pueden poner de acuerdo – en mi Comité éramos 193 – siempre con ánimo de ganar ¿Por qué no se pueden poner de acuerdo a nivel mundial?. La respuesta te la demuestra Dubai mismo, que es una ciudad globalizada que combina todas las culturas, religiones, historias, las 193 realidades y hay respeto, no así ataques terroristas, disputas territoriales, no hay nada. Entonces es una ciudad que sabe consensuar los valores de cada uno y que los mismos se respeten, como por ejemplo va caminando una mujer toda tapada y al lado un turista de short y remera, hablando, pese a sus diferencias, culturas o creencias.

A nosotros puntualmente nos cuesta ponernos de acuerdo donde vamos a inaugurar un mástil y eso es malo porque todos estamos en la misma comunidad, por lo que hay que dejar esas ideologías de lado porque ya es un poco anticuado seguir con eso. En definitiva si no apuntamos todo para el mismo lado, vamos a seguir en la crisis que estamos, tanto a nivel Nacional como Mundial.

– Dentro del plano nacional que mencionas, obviamente sin ser una persona con todas las respuestas, pero después de esta experiencia que viviste con personas de todo el mundo, conociendo diferentes realidades y demás ¿Crees que hay una solución para salir de esa crisis con la que convivimos?

– Creo que lo primero que se debe hacer es un diagnóstico correcto, es decir, centrar realmente cuales son los problemas, ya que entre los diferentes partidos políticos son distintos los problemas centrales de la Argentina porque para uno es la inseguridad, para otro la economía, crisis sanitaria, etc. Entonces pongámonos de acuerdo, centremos las prioridades y solucionemos el primer problema en la escala de importancia, entre todos porque si las personas lo hacen de forma individual, quedó comprobado que no llegamos a nada.

Hay un dicho muy cierto que dice “vale más una bala de un 9mm, que 1000 perdigones de una escopeta” y se refiere a eso de identificar los problemas, después ponerse de acuerdo de acá a por lo menos 10 años en solucionar el problema, donde al principio podemos sufrir o pasarán un montón de cosas, pero por lo menos logramos el consenso”.

Por ejemplo tuve la oportunidad de conocer la embajada de Chad, que es uno de los países más pobres de África. Hace diez años ellos dejaron las armas los principales partidos políticos, se pusieron de acuerdo y manifestaron que era la visión de Chad, de acá al 2050 y fueron por eso. Ahora todos destacaron el hecho de ponerse palos en la rueda, sean del partido que sea, para mantener ese consenso, teniendo en cuenta que no querían caer en la misma crisis de siempre.

Creo que en Argentina no es muy diferente, debemos identificar el problema, ponernos de acuerdo en los aspectos básicos y una vez logrado eso, debatamos sin ningún problema.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here