Fueron reconocidas las integrantes del Voluntariado del Hospital con la distinción Yvonne Trillia de Leschot

En el marco de una nueva rememoración del Día de la Mujer, tuvo lugar un acto en el Mercado Municipal de las Artes, en el que la Municipalidad de Coronel Suárez reconoció y distinguió a las mujeres que integran el Voluntariado del Hospital que se mantiene activo desde hace 25 años.

Fue el intendente municipal Ricardo Moccero -junto a su equipo de funcionarios, concejales y consejeros escolares-, quien hizo entrega de los reconocimientos, diplomas y medallas de la distinción Yvonne Trillia de Leschot. Además, previo a la distinción, se proyectó un video alusivo a la fecha y tomaron la palabra vicejefa de Gabinete, licenciada Sofía Ochoteco que se refirió al hecho histórico que dio lugar al Día de la Mujer: “si bien, hoy lo encuadramos en una celebración, fue un día donde murieron mujeres trabajadoras que estaban haciendo huelga y murieron incendiadas. Eso es una realidad, que duele en la historia, pero que existe en el presente: las mujeres no caminamos tranquilas por la calle ni tenemos los mismos derechos y eso ha movilizado a un conjunto enorme de mujeres en lo que hoy es el Movimiento de Mujeres que nos contiene a todas; a todas en términos de generación y de identidad y me parece que lo tenemos que celebrar”.

Agregó, además, que atravesamos un momento que es histórico en materia de oportunidad para todas las mujeres, “para que también podamos trascender el espacio del hogar y darnos cuenta de que podemos habitar otros espacios para los que estamos capacitadas”.

Se refirió entonces, a las reuniones en las que días antes, participaron algunas funcionarias del Gobierno Municipal en la ciudad de Buenos Aires, del Ministerio de la Mujer, las Diversidades y Géneros: “fue muy lindo ver los espacios políticos, educativos y de la salud pública que pueden ser ocupados por nosotras” y agregó la importancia de destacar que “el machismo y el patriarcado, no son algo de lo que sólo somos víctimas las mujeres; los varones también y me parece que esta lucha es del conjunto, para que aprendamos a vivir mejor en sociedad, respetarnos, trabajar juntos y celebrar esta oportunidad que estamos teniendo hoy” finalizó.

Por otro lado, las integrantes de la Liga de Madres de Familia -la asociación que se erigió hace años en pos de ayudar al Jardín Maternal Hijitus- procedieron a la entrega de un ejemplar del libro De mi pan para tu hambre de Nelly Alicia Olaciregui; mientras que los concejales del Frente de Todos entregaron, a la presidenta del Voluntariado Norma Polvara, la declaración de interés legislativo municipal por el agasajo.

En esta línea, el Intendente -junto a la presidenta de la Liga de Madres Gabriela Boudou-, hizo entrega de las distinciones a la Presidenta del Voluntariado y luego a las demás integrantes: Silvia Vera; Raquel Limardo; Silvia Campan; Elena Baro; Cristina González; Carmen Taboada; Mabel Duckart; Cristina Fredes; Mabel Ferreyra; Alicia Mariescurrena; Mirta Denk; Alejandra Lázaro; Ely Palma; Valeria Recofsky; Mabel Etchebehere; Teresa Sauer; Lidia Haag; Luisa Schmitz; Gladys Peralta; Vilma Martin; Mirta Nabaes, Nancy Scheffer y Liliana Etulain.

Norma Polvara agradeció, en primer lugar, a la Comisión de Cultura y a la Liga de Madres por el reconocimiento: “si bien nuestro trabajo es silencioso, es fuerte, porque compartir un rato con los enfermos es fuerte. Hay que adaptarse a todas las circunstancias, ver el sufrimiento, el dolor y también las alegrías, pero todas nosotras lo hacemos con mucho amor y para participar del voluntariado tenemos que ser mujeres fuertes, no es sólo ir y ofrecer una revista, eso sería lo más fácil. Consolar al acompañante y ofrecer una caricia o un beso, es lo más difícil. Tenemos que tener una condición para ser voluntarias y es dejar todos nuestros problemas en la puerta de nuestra casa y no podemos llevarlos al Hospital. Tenemos que ir alegres, contentas, con una sonrisa y tampoco tenemos que llevarnos el dolor del Hospital”.

Además, instó a los presentes a sumarse al trabajo del Voluntariado: “por ahí, hay alguien a quien le guste ser servicial, acompañar y trabajar para el prójimo, por eso aprovecho a decirles a todas las mujeres y hombres, porque también necesitamos hombres en el Hospital, que no tengan miedo, las puertas del Hospital están abiertas a todos así que espero que de este conjunto de personas que hay, surja algún voluntario o voluntaria que quiera ser servicial y acompañar al que sufre”.

Y aseguró que se trata de probar, no de dar por sentado: “si no nos va bien, lo dejamos, pero siempre hay que probar. Si les preguntan a todas las chicas qué les pasa, qué sienten, seguramente les van a responder que reciben más de lo que dan así que anímense y acérquense al Voluntariado” invitó.

Por su parte, el intendente Moccero agradeció y reflexionó sobre la labor de estas mujeres pero también tomó un minuto para recordar a su madre, que fuera parte de la Liga de Madres de Familia, años atrás: “en una noche de estas, dónde no sólo agasajamos y distinguimos a las mujeres, a uno se le cruzan varias cosas y esta mañana estuve reunido con la Liga de Madres, que trabaja incansablemente para mantener el jardín y algunas de ellas recordaron el trabajo de mi madre, entonces recuerdo a todas esas mujeres que pasaron por la Liga y por el Voluntariado y que bueno sería que todo el mundo sienta ese deseo de ayudar”.

“Seguramente el trabajo de ustedes en el Voluntariado es mucho más importante porque dejan parte de su vida y tal vez reciben mucho amor, pero el amor que ustedes le dan a la gente es mucho más y nosotros, que somos funcionarios y queremos un Hospital que brille, no nos podemos olvidar de este trabajo que hacen ustedes, con un perfil bajo que es silencioso pero llega al corazón de todos los suarenses” aseguró.

Además, se sumó a las palabras de la Presidenta del Voluntariado e instó a que las y los interesados se sumen también a ser parte de la Liga de Madres “que tiene sus problemas para sostener ese jardín, que es un trabajo ad honorem de todas las que van pasando, con muchos problemas también porque manejan una parte económica que, hay que reconocer, es complicada en esta época, pero también lo hacen con mucho amor y mucha dedicación”.

Y destacó que lo más importante “es reconocer a todas las mujeres, terminar con el prejuicio que se tuvo siempre contra la mujer; terminar esos prejuicios y de una vez por todas, apliquemos el respeto, la igualdad porque somos todos iguales entonces, el trabajo de estas mujeres que ha sido incansable toda la vida, tenemos que revalorizarlo”.

Sobre el cierre de la jornada, Norma Burgos de Menna, presidenta de la Liga de Madres, citó -en nombre de todas las integrantes de la asociación- una plegaria escrita por el obispo mexicano Roberto Martínez: “gracias padre bueno por la mujer y su misión en la comunidad humana; te pedimos por la mujer que es hija, que sea acogida y amada por sus padres, tratada con ternura y delicadeza; te pedimos por la mujer que es hermana, que sea respetada y defendida por sus hermanos; te pedimos por la mujer que es esposa, que sea reconocida, valorada y ayudada por su esposo; compañera fiel en la vida conyugal, que ella se respete y se vea respetar para vivir ambos la comunión de corazones y anhelos que se prolongan en la fecundidad de una nueva vida humana, participando así, en la máxima obra de la creación, el ser humano. Te pedimos por las mujeres que se sienten solas, por las que no encuentran sentido a su vida, por las marginadas y usadas como objeto de placer y consumo; por las que han sido maltratadas y asesinadas; te pedimos por la mujer que es madre, que reconozca en la maternidad el florecimiento de su femineidad, creada para la relación, sea sensible, tierna y abnegada en la educación de cada hijo; con la dulzura y la fortaleza, la serenidad y la valentía, la fe y la esperanza, que van forjando la persona, el ciudadano, el hijo de Dios. Pedimos por las mujeres buenas y generosas que han entregado su vida para realizar la nuestra; te pedimos Señor, la valentía y fortaleza necesaria para que, en nuestro tránsito por la vida, seamos mujeres que nunca nos apartemos la verdad, la serenidad, la paz y el amor”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here