Fernando Migliavaca: “No es momento de apelar a restricciones sociales”

Una nueva ola de Coronavirus, mucho más contagiosa pero que ataca fundamentalmente las vías respiratorias superiores. El hospital está preparado y se están habilitando nuevos espacios para testeos. La importancia de la vacunación y la apelación a responsabilidad social, fueron algunos de los temas.

 

Ante una virulenta oleada de contagios que el jueves superaron los 100 mil en todo el país y su implicancia en el distrito de Coronel Suárez, recurrimos al secretario de Salud, el Dr. Migliavaca para conocer cuál es la situación actual en el distrito y las recomendaciones en cuanto a las precauciones a tener en cuenta ante este nuevo brote.

El virus que finalmente se convirtió en pandemia mundial apareció hace apenas un poco más de 2 años en Bujan (China) y afectó a millones de personas en todo el mundo. Argentina no estuvo exenta y, desde el gobierno, decidieron tomar una serie de medidas que, a todas luces, provocaron muchos daños colaterales, no solo en el aspecto económico sino también en la salud y en lo afectivo.

Consultado sobre el respecto, el Dr. Fernando Migliavaca reflexionó que, en los primeros tiempos, se vivió un proceso de evolución y aprendizaje, concluyendo en que, quizás, de no haberse tomado las medidas de restricción circulatoria las muertes –ya superaron holgadamente los cien mil- hubieran sido aún mayores. Un tema opinable ya que se violentaron derechos constitucionales pero que no constituye el objeto de esta nota.

Los vacunados en Coronel Suárez

Respecto a la situación en que se encuentra la población en el distrito para afrontar esta nueva oleada de contagios, el secretario de Salud manifestó que, a la fecha el 86 % de la población se encuentra vacunada con una dosis y de ese porcentaje, el 90% ha completado las dos dosis. Una cantidad menor ya tiene aplicada una tercera dosis.

Sobre la cantidad de casos que cursan la enfermedad, mencionó que el número asciende  302 “en el día de hoy (por el viernes) se registraron 142 nuevos casos”. Haciendo una comparación con lo que fue la primera ola, en referencia a la situación actual señaló “el hecho de que haya mucha gente vacunada y que la nueva variante ataca las vías respiratorias superiores (no trasladándose a los pulmones) hace que haya solo 3 internados. Con este nivel de infectados, en el 2020 tendríamos 30 internados”. La diferencia es evidente y eso hace que la situación de internación en el Hospital sea muy holgada. No obstante, la cuestión de la guardia, ofrece otro panorama como consecuencia de la gran cantidad de gente que concurre para hacerse testeos.

En referencia a esta situación, anticipó que ya se tomó la decisión de habilitar nuevos lugares de testeos para ‘descomprimir’ a la Guardia. “Vamos a habilitar lugares de testeos en las colonias y en las CAPS para que la gente no se amontone en la guardia y para brindarle más eficiencia y que la gente no tenga que hacer tantas colas” precisó MIgliavaca.

La referencia a la Gripe A

Al avanzar en la entrevista, el secretario de Salud ejemplificó que, de no haberse descubierto una vacuna para el tratamiento de la Gripe A esta se hubiera convertido en pandemia. “gracias a la vacuna (debe repetirse anualmente) hoy podemos estar tranquilos respecto a esta enfermedad” señaló.

Al hacer una evaluación sobre lo que cabría esperarse respecto a la evolución de la nueva ola de contagios, opinó que quizá estemos en el pico y que si todo evoluciona como se prevé /con la gran cantidad de vacunados y la inmunidad que obtienen los que se contagian) “es muy probable que, de no mediar algo imprevisto, en poco tiempo los contagios empiecen a bajar. Cuantos más se contagien más anticuerpos van a generar y como consecuencia el virus encontrará más bloqueos que le impidan ingresar”. Esta referencia y el hecho de que haya mucha gente vacunada, abre una luz de esperanza de que, próximamente, el virus vaya perdiendo fuerza. “De cualquier manera pienso que, seguramente, tendremos que vacunarnos anualmente para prevenir el contagio” vaticinó.

Apelar a la responsabilidad social

Al ser consultado sobre las restricciones aplicadas al comienzo en cuanto a la circulación social, opinó que no es momento de aplicar restricciones y que ante el hecho de que el virus si bien es mucho más contagioso es menos agresivo, “en la medida que haya más gente contagiada el virus no encontrará a quien contagiar”.

Valga la aclaración de que no se está alentando a que a gente se contagie. Todo lo contrario, es necesario mantener las precauciones básicas ya conocidas: Uso de barbijos, higienizarse las manos con alcohol, mantener distanciamiento socia y evitar los lugares donde haya grandes conglomeraciones (fiestas, boliches…)

“Estamos en una etapa que más que prohibiciones debemos apelar a la responsabilidad social. Cuidándonos nosotros también cuidamos a los que nos rodean” fue una apreciación que utilizó.

Fue claro al admitir que a actual ola no presenta las mismas consecuencias de gravedad que lo que sucedió en la primera etapa. Consecuencia, como ya expresara de los anticuerpos que generan los contagiados y la gran proporción de vacunados.

“Tenemos la ventaja de poder anticiparnos mirando lo que pasa en Europa…”

Cuando le planteamos las consecuencias que tuvieron muchos de los contagiados durante la primera etapa, admitió que efectivamente hubo muchos casos que tuvieron secuelas de las cuales hay casos que aún no han superado, calificando la situación como ‘Síndrome post Covid’.

Más adelante reflexionó “si bien no sabemos bien qué esperar en un virus que muta constantemente, tenemos la ventaja de poder mirar con cierta anticipación lo que sucede en Europa y Asia y así ir adecuando las medias a tomar”.

De los ejemplos obtenidos y de la respuesta de la gente es que se apela más a la responsabilidad de la gente que a medidas restrictivas. Sobre el particular, Migliavaca ejemplificó “si tenemos que hacerle una multa a quien no usa el cinturón de seguridad para preservar su vida y no logramos que tome conciencia de la necesidad de cuidarse él mismo, tampoco lo lograremos poniendo restricciones sociales a la circulación”. Concluyendo así que lo esencial consiste en que cada uno se cuide para, de esa manera, cuidar también a quienes están cerca evitando así tener algún remordimiento por haber sido factor de contagio que después se debe lamentar.

La situación del Hospital

Requerida información sobre cuál ha sido la situación del Hospital durante lo que va de la pandemia, señaló “el Hospital está preparado. Durante la etapa anterior solo hubo necesidad de derivar a cuatro pacientes y como contrapartida le hemos dado auxilio a muchos pacientes de la zona”.

El Hospital se encuentra funcionando normalmente, se atienden todo tipo de internaciones y prácticas y lo único que se encuentra desbordado es el área de Guardia, tema que como adelantamos en párrafos anteriores, está solucionándose con la habilitación de nuevos lugares de testeo.

Respecto a la aprobación –por parte del ANMAT- de los kit de ‘autotest’  estimó que es un importante avance, a la vez que le preocupa el hecho de que pudiera suceder que algún positivo  no se pudiera registra por no ser informado por parte del contagiado.

Sobre el particular solicitó que, aquel que recurriendo al autotesteo confirmara un resultado como infectado positivo, no deje de informarlo para que el mismo pueda ser registrado y llevar más de cerca el conteo de casos.

En síntesis: una nueva cepa que es mucho más contagiosa que la anterior pero menos agresiva, el aumento de la conciencia en la ciudadanía en cuanto a los cuidados necesarios, el mayor número de contagios que generan anticuerpos, el gran número de vacunados y la conciencia social en cuanto a los cuidados auguran un futuro en el que podremos volver a vivir con normalidad. Vacunándonos anualmente, de ser necesario.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here