El intendente Palacio participó de la Ordenación Episcopal de Monseñor Jorge Wagner Platz como Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Bahía Blanca

Con una gran cantidad de fieles de nuestra ciudad y la región, la ceremonia tuvo lugar el pasado sábado 16 de noviembre en la Parroquia San José Obrero de la segunda colonia alemana.

El intendente Roberto Palacio fue acompañado por el delegado de Pueblo San José, Diego Schneider; la secretaria de Hacienda, Silvana Weimann y los delegados de Pueblo Santa Trinidad y Santa María, Augusto Berg y Roberto Streitenberger.

Durante su mensaje, Monseñor Jorge Wagner Platz señaló “este templo es un testimonio vivo de la fe de todo un pueblo, el Alemán del Volga en el cual están las raíces de mi familia”.

Luego extendió el agradecimiento a todos quienes hicieron posible la magnificencia de la ceremonia y a los Obispos, Sacerdotes, Seminaristas, Religiosas, Diáconos Permanentes presentes, como así también al Director Nacional de Culto Católico de la Cancillería Argentina Luis Gustavo Saguier Fonrouge, familiares, amigos, comunidades parroquiales y fieles que colmaron totalmente el templo.

“Hoy vivimos y palpitamos los Misterio del Amor y de la Fe de Dios, este Dios que llama y elige al que quiere más allá de sus méritos y pecados”, señaló Jorge Wagner.

“Cómo no recordar en este momento al querido Monseñor Jorge Mayer que fue el Obispo que me recibió cuando ingresé al Seminario. Le pido a Dios que tenga un corazón grande que sea capaz de amar a todos sin excluir a nadie, un corazón de padre que pueda transparentar su amor y misericordia, un corazón de hijo que no olvide, un corazón de pastor de manos humildes, un corazón de hermano -siempre pedí hermanitos, y el Señor me ha dado a ustedes, mis miles de hermanos-“, prosiguió.

Siempre con un tono altamente emotivo que contagio a los fieles de toda la región concluyó, “Danos Señor la gracia de poder caminar siempre juntos, como pueblo de Dios”.

“Mis padres me han dejado un testimonio que a su vez ellos recibieron de mis abuelos: trabajo y sacrificio, fe, oración y sencillez. Solía decir en la familia: recen por mí, yo rezaré por ustedes”.

“Que San José y la Virgen nos ayuden a vivir plenamente la misión que el Señor nos ha confiado a cada uno de nosotros”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here