El Colegio Fasta San José ya empezó a festejar su centenario

El Colegio Fasta San José comienza a transitar los festejos por los 100 años de vida de la Institución educativa. Se celebra el centenario de la llegada de la Iglesia en la misión de las Hermanas Concepcionistas y que, desde hace más de 20 años, continuó la Red Educativa Fasta.

El apoderado legal, el Diácono Diego Areán, explica la jornada que se vivió el jueves en el Colegio donde la comunidad educativa participó para “hermosear” el histórico edificio ubicado en la Avenida Alsina 555.

Este 2020 es un año especial y, así lo van a celebrar desde la institución, durante el ciclo lectivo. “No sé si podemos medir lo especial que es vivir años jubilares como este. Puntualmente este jueves y viernes son días en que tenemos los primeros registros de la llegada de las Hermanas a Coronel Suárez, así que fue oportuno, comenzar a celebrar el centenario”.

“Hace mucho que se habla del centenario”

El Diácono Diego Areán especificó que, desde el año pasado, se hablaba de los 100 años de camino como Colegio. “Mirando hacia atrás, vemos el hecho fundador, de lo que hoy es el Colegio Fasta San José y es una oportunidad para valorar tantas cosas que se hicieron en tanto tiempo. Primero la respuesta a un mandato de Jesús que es evangelizar, y es el que se mantuvo en los 100 años, eso es lo que nos une porque es la idea y la fuerza directriz de estos 100 años. Une el pasado con la realidad de hoy: una misma misión, llevar el evangelio al ámbito educativo”.

“La presencia de la Iglesia Católica en la educación de Coronel Suárez y la región, que ha sido sostenida, con los diversos carismas de la Iglesia. En un primer término con las Hermanas Concepcionistas y, desde hace 22 años, la Red Educativa Fasta. Es una celebración en la que se puede descubrir la riqueza que tiene la Iglesia para poder animar un mismo proyecto con sus propias características” refirió Areán.

El Apoderado Legal de la Institución educativa indicó que celebran la presencia ininterrumpida de la Iglesia; los miles de rostros; las historias; los éxitos y fracasos; siempre con el común denominador de la Fe y el evangelio acompañando a todos en el ámbito educativo.

“Desde hace algunos años, nuestro desvelo, es pegar un salto desde esta comunidad educativa a transformarnos en una comunidad eclesial. Que cada uno de nosotros pueda ingresar al Colegio y pueda descubrir o encontrarse con Dios y es lo que tenemos que celebrar: nadie queda afuera, en un año jubilar vamos a descubrir que tiene que ser la fiesta de todos”.

“El presente de la Institución es gracias a todo lo construido en 100 años”

Sostuvo que “el Colegio Fasta San José de hoy, es todo lo que está detrás construido y caminado. Estamos trabajando para que todos los festejos del año puedan traducir esto; dar lugar a todos y que puedan sentirse parte. Es la tarea de este año, una gran responsabilidad, y es lo que nos anima a poner lo mejor de cada uno e invitamos a que estén atentos a las actividades y eventos que se realizarán”.

Estos días son particulares en el establecimiento educativo ya que comienzan a recorrer el camino del centenario. El Colegio junto a la UPF (Unión de Padres de Familia) pensaron, en el comienzo del ciclo lectivo, hermosear y poner lindo el edificio como primer objetivo.

“Llevar adelante un proyecto educativo implica, que tomemos conciencia de que no tenemos todos los recursos, necesitamos mucho a la comunidad educativa y más en un año como este. Esta comunidad está integrada, no sólo por los que están activos, sino por todos los egresados; ex alumnos; a quienes invitamos para que se sumen porque en estos tiempos de dificultades económicas, todos debemos ponernos a trabajar”.

La actividad de este jueves y viernes pasado consistió en la convocatoria de parte de Unión de Padres de Familia para intervenir el edificio. En principio, se eligieron algunos sitios, para mejorarlos y procedieron al arreglo del frente del Colegio con una nueva iluminación y pintándolo; también se trabajó en el frente de la casa que está al lado del establecimiento que es un sitio histórico de la comunidad; los colaboradores arreglaron el jardín del frente; la puesta en valor del hall de entrada al edificio con un enorme vitral para que luzca de manera más importante; entre otros proyectos que se irán sucediendo en estos meses.

Hizo referencia a una celebración especial como es una fiesta con cena y baile para todos los  integrantes de la comunidad educativa con motivo de festejo del centenario del Colegio Fasta San José. Habrá una misa conmemorativa y de celebración que será programada junto a los actos protocolares y la cena de festejo, todo en el mes de octubre.

Areán reiteró la invitación a todos los que fueron parte del plantel docente; a los que de una u otra manera se vincularon al Colegio para que estén atentos porque el deseo es verlos dentro de la Institución. “Esta es la casa de todos y han dejado su huella para siempre: puede parecer imperceptible pero, no lo es. Lo que somos en la actualidad, es gracias a lo que se ha gestado, a través de los años”.

Desde el año pasado, el Diácono Diego Areán es el apoderado legal del Colegio Fasta San José y asumió sus funciones en el marco de esta especial celebración. “Es un regalo porque después de 22 años en la comunidad está confiando la responsabilidad de conducir el Colegio, al estilo propio que tenemos en Fasta, en manos de los que vivimos aquí. Una nueva etapa de conducción del Colegio, lo vemos desde acá, como un acto de confianza y la confirmación de que se asumió en la comunidad el proyecto de Fasta como nuestro: podemos decir que nosotros somos Fasta” manifestó.

Areán reconoce que se logró gracias a los miembros de Fasta que han acompañado la comunidad en estos años. “Con la tarea que ha hecho Federico Giacopazzi junto a Brenda estos últimos 7 años; con lo realizado por Patricia Velaz y su familia; Alberto Barrera que continua acompañándonos desde Mar del Plata; miembros propios de Fasta que han intervenido y preparado a la comunidad para que pueda dar este paso de adultez” destacó.

“Estamos muy contentos y junto a los docentes estamos trabajando mucho en tomar conciencia de lo que se nos entrega y puede parecer grande pero, todo lo que tiene a Dios detrás y las misiones que tenemos, siempre nos van a parecer grandes y Él es el que nos ayuda para que podamos responder a la vocación que se nos entrega” reflexionó el Diácono.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here