Diputados sancionó la nueva Ley Ovina

La nueva ley de régimen de la actividad ovina y de llamas se sancionó este miércoles por 182 votos a favor, dos en contra -del Frente de Izquierda- y 0 abstenciones. Hacía tres meses que el proyecto tenía dictamen de comisión.

La inicitiva fue defendida por el presidente de la Comisión de Agricultura, José Ruiz Aragón (FdT), quien precisó que “este proyecto de ley que viene del Senado tiene la idea de cambiar el concepto que la Ley Ovina tenía de recuperación del ganado ovino, y ya empezamos a hablar del fortalecimiento de esta producción”.

“Nosotros creemos además que hay que agregar algunas interpretaciones con los tiempos que vivimos y que vinieron para quedarse. Como también la participación de mujeres productoras en este rubro”, señaló.

Tras agradecer el aporte hecho por el exministro del área, Luis Basterra, el legislador correntino apuntó que “está claro que en la Argentina en años anteriores no se intentó que la producción tenga un empuje. Con la actualización de los montos estamos intentando que el sector tenga un empuje”.

El cierre del debate estuvo a cargo del diputado rionegrino Luis Di Giacomo, donde remarcó que “hacer esta ley es una victoria para la producción, y no solo para la Patagonia, sino para todo el país”. Esta actividad “ha significado para el Estado argentino que cada dólar que el Estado invirtió, tuvo un retorno de seis dólares por la recaudación” de la producción ovina, ponderó.

El legislador de Juntos Somos Río Negro, autor de uno del proyecto que se tomó en cuenta, sostuvo que este sector “necesita de este tipo de promoción y ayuda”, e insistió que es “una ley altamente positiva” que tiene “aspectos novedosos” respecto a la anterior. “Estamos ante una ley que ya mostró altamente su efectividad, que incluye ahora la mujer, que incluye a toda la cadena de industrialización, que la tenemos por 10 años más, y que nos va a permitir a lo ancho y largo del país desarrollar esta ganadería ovina que para muchos es su única posibilidad”, completó.

Entre los puntos centrales de la nueva Ley Ovina y de Llamas se destaca el plazo de 10 años para que el Poder Ejecutivo incluya en el Presupuesto Nacional un monto anual a integrar en el Fondo Fiduciario para la Recuperación de la Actividad Ovina (FRAO) de 850 millones de pesos. Hasta el pasado 5 de abril, esa cifra era de 20 millones de pesos. Los productores estaban reclamando 1.500 millones de pesos.

Además, la ley establece el “Régimen para la Promoción, Desarrollo y Consolidación de la Ganadería Ovina y de Llamas”, el cual estará destinado “al desarrollo sostenido de la producción, la transformación y la comercialización de la ganadería y sus productos derivados, a través de la actualización permanente, modernización e innovación de los sistemas productivos, fomentando el desarrollo sostenible de sus potencialidades, el incremento del agregado de valor y la integración horizontal y vertical de todos eslabones de la cadena, el desarrollo regional y el carácter federal del presente régimen, la radicación de la población en el medio rural y la ocupación del territorio”.

Serán beneficiarios del régimen las personas humanas, jurídicas, sociedades de hecho y sucesiones indivisas que realicen estas actividades; al tiempo que se especifica la clasificación entre productores y productoras; prestadores de servicios; transformadores y comercializadores.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here