Descubren a un tresarroyense que llevaba casi 30 millones de pesos en una conservadora

Fue detenido en Entre Ríos
Enrique Maciel, quien trabaja para una financiera, mencionó que el dinero pertenecía a una persona de campo que quería invertir en su grupo. “No lo quería transferir por el costo bancario”, expresó.

Un tresarroyense fue detenido en un puesto caminero ubicado en la Autovía Artigas km 341, Paso Cerrito (en cercanías de Chajarí, provincia de Entre Ríos) cuando circulaba en una camioneta en cuya caja llevaba dos conservadoras con 28.600.000 pesos en efectivo.

El hombre, identificado como Enrique Maciel, manejaba una camioneta Toyota SW4 que se disponía a ingresar a la provincia alrededor de las 18.10 del último martes.

Como parte del procedimiento habitual se le realizó un control de alcoholemia, que arrojó como resultado 0,24 gramos por litro de alcohol en sangre, lo que en principio no es punible. No obstante, los uniformados llevaron a cabo un revisión exhaustiva sobre el rodado cuando constataron que en el baúl llevaba dos cajas tipo conservadoras de telgopor, en las cuales trasladaba el efectivo, en fajos de billetes de 500 y de 1000 pesos.

Según la policía de la zona, el conductor no pudo justificar la procedencia ni el destino de la millonaria suma, por lo que se resolvió dar conocimiento al Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, a cargo de la doctora María José Barraza, quien dispuso la intervención de personal de la División Toxicología de la Departamental Federación, que llevó a cabo el secuestro del dinero.
El tresarroyense, en tanto, fue trasladado a la sección Antecedentes de la Comisaría Primera de Chajarí, y se estima que de no poseer ningún pedido judicial en su contra aguardaría la sustanciación de la causa, que se instruiría por presunto lavado de activos, en libertad.

La explicación del conductor de la camioneta

Enrique Maciel mencionó que los 28.600.000 pesos que le secuestraron pertenecen a un hombre de campo de la provincia de Corrientes que está dispuesto a iniciar inversiones en la financiera que el tresarroyense posee en la ciudad de Buenos Aires. Aunque ante la voluntad de su cliente para no realizar una transferencia bancaria para evitar los costos que esa operación implica, le solicitó a Maciel que le reciba el dinero y lo traslade en su vehículo hasta sus oficinas en CABA.

“Viene un inversor nuestro, una persona de Curuzú Cuatiá con dinero blanco que sacó del banco, dinero declarado que lo ponía en nuestro grupo financiero. Es una persona de campo que me quería dar en efectivo, que no lo quería transferir por el costo de la transferencia, me lo da en efectivo”, dijo.

En ese sentido, cuando la camioneta Toyota SW4 en la que viajaba junto a otra persona cuyos datos no trascendieron es interceptada por operativo de control vial, se le realizó un control de alcoholemia que, a pesar de su resultado (0,24 gr/cc), la existencia del régimen de “tolerancia cero” de esa provincia, motivó una demora en el marco de la cual también se les revisó el vehículo y hallaron el dinero, “cuando paso por ahí (por el control), la policía me dice ‘esto es un montón de plata, no podés pasar por acá. Te lo tengo que retener, esto es en una Fiscalía, después lo pasás a buscar’. Tuve que dar explicaciones y pude volverme”, señaló el profesional tresarroyense de 45 años.

Luego de reconocer que estaba molesto por la manera en que trascendió la noticia desde los medios entrerrianos (“todo lo que salió está mal”, dijo), subrayó: “te voy a demostrar que no es dinero negro. Si yo ando con 28 millones de pesos sin justificativo ¿vos crees que yo estoy libre? La semana que viene le voy a dar las explicaciones al juez y me lo voy a llevar. Yo ya volví a Buenos Aires, no pasó nada, la alcoholemia no fue, no estuve preso”, señaló en el cierre. (La Brújula)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here