Delfina Goñi: “Es muy importante que las personas sepan que contienen todo los productos que comemos”

La nutricionista habló con Nuevo Día, en referencia al proyecto de etiquetado frontal, que está muy próximo a ser ley. En tanto contó de qué se tratan los octógonos negros que irán bien visibles en los envases para informar el alto contenido de sodio, azúcares, grasas y caloría. Además explicó la importancia que tendrá en la educación, ya que se promoverá la alimentación saludable en las escuelas.

A la obligatoriedad del etiquetado frontal le queda muy poco para pasar a la categoría de ley. El proyecto había sido aprobado en octubre pasado por la Cámara de Senadores, estuvo nueve meses esperando que Diputados lo tratara y finalmente, obtuvo dictamen favorable en las diferentes comisiones. Ahora se baraja la posibilidad de que en los primeros días de agosto sus 24 artículos se conviertan finalmente en una norma.

¿Qué propone? ¿Qué cambios verán los consumidores en las góndolas? ¿Permitirá saber con facilidad lo que comemos? ¿Por qué genera rechazo en la industria alimentaria? Para conocer en detalle de qué se trata la ley, Nuevo Día habló la nutricionista Delfina Goñi, quien investigó en el tema y nos contó de qué se trata.

En principio comentó que lo qué busca promover esta ley “El primer fin sin dudas es alentar a una alimentación saludable. En este caso, lo hace a través de advertencia, que son los octógonos negros, los cuales se van a poner en las etiquetas de los envases alimenticios. Estos octógonos tiene que ocupar el 5% del envase, es decir, no puede estar escondido sino que tiene que estar bien visible”.

Siguió explicando “Hay que aclarar que no se van a aplicar en cualquier producto sino que se va practicar en aquellos alimentos que tengan excesos en los nutrientes críticos, los cuales son excesos de sodio, azúcar, grasas totales, grasas saturadas, energía o calorías. Todo esto según criterios de la Organización Panamericana de la Salud, que son los que van a establecer los porcentajes o parámetros por los cuales un alimento se pasa”.

La nutricionista remarcó como uno de los tantos puntos positivo de esto, es que estas advertencias van a estar en los alimentos que tienen edulcorante o cafeína, que son por lo general, alimentos que no se recomiendan en los niños. “De esta forma un padre puede identificar, que tenga alguna de estas dos sustancias y no elegirlo, siendo que hay muchos alimentos que tienen ocultos mucho de su contenido, que la gente generalmente no se detiene a leer las etiquetas”.

Por lo tanto está nueva ley de etiquetado será muy positiva para todos los consumidores como también para todos los trabajadores de la salud alimenticia, por una cuestión lógica de identificarle a las personas que está comiendo y el reconocer estos excesos que tienen determinados alimentos. “Es muy importante que las personas sepan que contiene todo los productos industrializados que comemos, por lo que este etiquetado, va a permitir identificar de una vez esos alimentos que no son saludables y a la vez, es fundamental resaltar que dentro  de la labor del nutricionista, nuestro trabajo es explicar cómo se deben leer las etiquetas porque es meramente el trabajo que se debe hacer en el consultorio, ya que todos no tienen acceso a esa explicación”.

Educación y alimentación: Dos palabras que irán de la mano

Otra de las cosas que puede resaltar de este proyecto de ley, es que no solo se va a evocar a la etiqueta, sino que tiene otras políticas que van de la mano “Se van a establecer los contenidos mínimos de educación alimentaria en las escuelas tanto en inicial, primario y secundario”, expresó Goñi  y a la vez, explicó de qué forma ayudará al cambio de hábitos “Es realmente buenísimo porque tenemos una base para que los chicos puedan hacer mejores elecciones y será acompañado por otra política positiva que propone esta ley, que todos estos alimentos que posean ese sello negro, no se van a poder ofrecer en las escuelas, kioscos o buffet y por eso pienso que es una iniciativa muy positiva”.

Según explicó Delfina, de esta forma se buscará cortar este sedentarismo desde el principio de la rueda, que son justamente los chicos, ya que, aunque cualquier persona puede ser obesa en algún punto de su vida, es en la niñez donde se empieza a formar el cuerpo y es ahí donde se ve una marcada tendencia.

“Algo para resaltar justamente, es que los productos no podrán contener dibujos animados, animales o deportistas, siendo así que los chicos no van a pedir productos por algún determinado personaje. También lo que no se va a permitir es que no haya publicidad de los alimentos que tienen estos sellos porque está comprobado que todas estas cosas hacen que a los chicos le llamen la atención y a futuro este cambio va ayudar a que tomen mejores decisiones”.

“La personas no están educadas para leer las etiquetas”

Así afirmó la profesional, en cuanto a que la etiqueta hoy en Argentina es muy poco clara y que directamente no le brinda la información al consumidor, que necesita sobre la realidad de los alimentos, “Hoy son muy pocas las personas que se toman el tiempo de dar vuelta un producto y leer, cuáles son sus ingredientes, compararlos con otros, ya que además es muy difícil de interpretar la tabla nutricional, donde tenes que estar, de cierta manera, bien entrenado o te lo tiene que haber explicado algún nutricionista”.

“La gente que no se centra en el tema o no lo estudia, le cuesta mucho leer esas etiquetas, por lo que estos sellos van a permitir y a la vez jugar, con las elecciones”, agregó.

De alguna manera, este la ley rompería de alguna forma con esos mitos de productos dietéticos, teniendo en cuenta que lo que los valores menores que tienen de un indicador, son mayores o elevados de otros. En tanto Delfina también opinó, “Muchas veces a productos que señalan no tener azúcar, uno revisa y a la vez le agregaron sodio, para de esa forma conservar el alimento o por ejemplo no dice azúcar como tal, pero justamente tiene otros nombres como jarabe de maíz de alta fructuosa y un montón más, que si uno no los conoce puede terminar siendo perjudicial, hasta el punto de que una persona comprar un producto por una especificación que señala y termina siendo no tan así”.

En este contexto, siguió “En estos engaños, uno puede ver que los ingredientes se acomodan de mayor a menor, por ejemplo uno puede leer harina de trigo enriquecida, por lo tanto ya no es totalmente integral porque justamente el primer ingrediente es una harina blanca refinada y si uno no presta atención, se va a dejar llevar por lo que dice”.

Argentina dentro de unos índices altos de obesidad

Dentro de lo que hoy es la alimentación en Argentina, decir que no se posee de una buena alimentación, no es una sorpresa, como también el hecho de señalar que el mundo en general  se ha vuelto sedentario por el efecto de la pandemia, tampoco sorprendería a nadie, pero a la hora de relacionar esta ley, podría ser un puntapié para que la personas se alimenten mejor, sin dudas sería el comienzo.

“Esta ley se viene aplicando en diferentes países, aunque de diferentes formas, ya que hay distintas formas de etiquetados, pero se ha comprobado que el etiquetado que plantean acá es el más efectivo. Por lo tanto en diferentes encuestas o distintas estadísticas, han revelado buenos resultados  y que la gente dejó de consumir los productos que tenían esos sellos, por lo que de esta forma se desalentó al consumo totalmente, dejando resultados positivos” explicó Goñi.

No es novedad vincular nuestro país con el sobrepeso “Hoy hay en Argentina índices muy altos de obesidad, que sin duda van de la mano con el sedentarismo. Entonces sabemos por las encuestas nacionales de riesgo, que en nuestro país 6 de cada 10 personas, mayores de 18, tiene exceso de peso y que va de la mano que 6 de cada 10, realizan actividad física baja o directamente no realiza”.

“Por lo tanto todas estas cuestiones van de la mano y con la pandemia se acentuaron más, donde justamente en el próxima encuesta se va sentir que el sedentarismo aumentó sus índices y por eso esta política va a permitir reducir eso, principalmente en los chicos, que es donde está orientada”, cerró.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here