Coronavirus: se redujo en un 50% la contaminación en CABA

La pandemia del virus COVID 19 continúa propagándose por el planeta y los números de infectados y mueres se mantiene en alza, según fue actualizado por el Ministerio de Salud de la Nación y a nivel mundial, además de Italia y España, en los últimos días, Estados Unidos se convirtió en el nuevo epicentro de contagios con más de 100 mil casos.

Estos datos representan la consecuencia más inmediata que está teniendo esta pandemia globalmente pero están también, las consecuencias secundarias: algunas negativas, como la degradación de los pronósticos ante la falta de vuelos comerciales y otras positivas, como la reducción de la huella de carbono ante los cambios en el estilo de vida de las sociedades.

El cambio de vida impuesto por el coronavirus llevó a una disminución notoria de la contaminación del aire en las grandes urbes. En ese sentido, una buena noticia que comenzó a evidenciarse en China y luego en las grandes ciudades de Europa como Madrid y Roma pero ahora, se confirma en Buenos Aires, tras la cuarentena impuesta por el presidente Alberto Fernández hace más de 10 días.

El relevamiento en ciudad de Buenos Aires

Realizado por la Secretaría de Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires -a través de la Agencia de Protección Ambiental (APrA)- se reveló que la presencia de gases contaminantes se redujo hasta en un 50%.

El estudio se llevó a cabo entre el 20 y el 25 de marzo y los resultados se contrastaron contra el mismo período del año pasado. Para el mismo, las mediciones se tomaron en La Boca, la intersección de las calles Rodríguez Peña y avenida Córdoba y en Parque Centenario (estaciones pertenecientes a la Red de Monitoreo de Aire y Ruido de la Ciudad de Buenos Aires).

Entre los gases relevados se encuentran el Monóxido de Carbono (CO), Óxidos de Nitrógeno Totales (NOx), Dióxido de Nitrógeno (NO2), además de Material Particulado menor a 10 micrones (PM10).

Cifras que alientan

Según el relevamiento, los valores medidos se encontraron por debajo de los límites fijados por la Ciudad como consecuencia a la fuerte reducción que hubo en el tránsito vehicular que, incluso está muy por debajo de los niveles máximos aconsejados por la Organización Mundial de la Salud. En ese sentido, se dedujo que:

  • El valor promedio de material particulado/10 fue de 30 ug/m3, mientras que la línea guía de OMS es de 50 ug/m3.
  • El valor promedio de monóxido de carbono fue de 0,5 ppm y la línea guía de la OMS es de 1,0 ppm.
  • El valor promedio para el dióxido de nitrógeno fue de 35 ppm y, según la OMS el valor guía es de 106 ppm.
  • Para el caso del óxido de nitrógeno el promedio de los días de medición fue de 20 partes por billón (ppb), por debajo de los valores promedio de la ciudad.

“Más allá de la situación atípica por la que estamos pasando a nivel global es importante destacar que disminuir el uso de medios de transporte que emiten gases contaminantes es la salida para mejorar la calidad de aire de las grandes ciudades. El reemplazo de este tipo de transporte deberá ser una de las grandes acciones que habrá que mantener una vez que hayamos podido superar la pandemia”, expresó Eduardo Macchiavelli, secretario de Ambiente de la Ciudad.

Fuente: Meteored.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here