Caso Facundo: nuevo allanamiento al puesto policial de Teniente Origone

Fotos: Fiscales.gob.ar
Los fiscales Horacio Azzolín y Andrés Heim encabezan el operativo, a cargo de personal de la Gendarmería.

   El allanamiento al puesto de vigilancia policial de Teniente Origone, una de las medidas que autorizó el viernes pasado la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca en el marco de la causa por la desaparición seguida de muerte de Facundo José Astudillo Castro, se está realizando en estos momentos.

El procedimiento está a cargo de los fiscales Horacio Azzolín y Andrés Heim, quienes habían solicitado distintas pruebas que la justicia autorizó.

La medida fue dispuesta ayer por el juez federal Walter López da Silva, interinamente a cargo del Juzgado Federal N° 2, ya que su titular, María Gabriela Marrón, goza de licencia.

En principio la autopsia determinó que el joven de Pedro Luro, desaparecido el 30 de abril pasado, falleció al caer en la ría, sin la presunta intervención de terceros.

Los fiscales, sin embargo, pretenden agotar todas las instancias de investigación, ante la posibilidad de que el joven haya estado retenido en ese destacamento.

  En el primer allanamiento dispuesto el año pasado, en los fondos del edificio encontraron un amuleto que Cristina Castro, la madre de Facundo, reconoció como de él, aunque luego surgieron sospechas de que podría haber sido plantado.

Sin embargo, la Cámara Federal, a la hora de autorizar el nuevo operativo, tuvo en cuenta no solo el hallazgo de esa sandía de madera sino también de un cabello del joven que apareció en el patrullero que el 30 de abril era conducido por el policía Alberto González (el último policía que tuvo contacto con Facundo).

Por otro lado se destacó en la resolución el testimonio de una testigo de identidad reservada, que dijo haber escuchado a funcionarios municipales de la zona indicando que en el destacamento de Origone encontraron prendas de Facundo y que se ordenó la desaparición de las mismas, entre ellas una gorra (en la mochila de Facundo, que apareció en la ría, fue encontrada una gorra de Ford que él usaba, regalo de la testigo D.G., junto al resto de la ropa y los celulares).

En el allanamiento que se realiza ahora, a cargo de Gendarmería, también están presentes peritos de la querella.

Se autorizó la inspección de todos los ambientes del puesto policial, a efectos de la búsqueda y recolección de toda clase de rastros (biológicos o muestras de ADN, huellas, cabellos y fibras, incluidos aquellos correspondientes a fauna cadavérica, sedimentos y microalgas, entre otros), así como el uso de luminol para obtener eventuales manchas de sangre.

La Cámara, además, habilitó que la jefatura policial entregue la totalidad de los teléfonos de los policías Alberto González, Jana Curuhinca, Siomara Flores y Gabriel Sosa, quienes tuvieron contacto con Facundo en distintos momentos de aquel 30 de abril del año pasado, cuando partió desde Pedro Luro hacia nuestra ciudad. (La Nueva)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here