Casi al momento de la condena, otra joven denunciaba a Bongiovanni

Ayer, mientras el docente recibía una pena de 10 años de prisión por 3 casos de abusos sexuales, se formalizaba la presentación de una chica que lo habría padecido durante una década.

 

Ayer, casi al tiempo que se conocía la condena a 10 años de prisión contra Juan Matías Bongiovanni, otra joven denunciaba al docente por abuso sexual y no se descartan nuevas presentaciones en los próximos días.

La información la confirmó el abogado César Sivo (foto), quien representó a las dos víctimas que llegaron al reciente juicio contra el profesor de Filosofía y Religión y trabajador social.

La nueva causa ya está en trámite en la fiscalía especializada en la materia y, de avanzar, podría llegar a sumarse a otras para, eventualmente, formalizar un nuevo debate contra el acusado.

“La víctima fue a declarar, a ampliar la denuncia ayer. Lo hizo durante varias horas”, confirmó Sivo, en declaraciones.

Se trata de un caso más extendido en el tiempo que las dos chicas que declararon en el juicio que acaba de terminar.

“Son hechos sostenidos desde aproximadamente 2008 hasta 2018. Es uno de los hechos más graves”, dijo el abogado.

Además de este caso, anunció que “hay más chicas que están preparando sus denuncias”.

Sivo consideró vital que la sentencia que dictó ayer la jueza Claudia Fortunatti quede firme porque significaría un acto interruptivo para el plazo de prescripción y podrían “revivir” causas previas a 2011.

Lejos de los chicos

Sivo destacó que las dos víctimas de este juicio recibieron la condena con “emoción y la tranquilidad de sentir que las habían escuchado y les habían creído, que es lo que buscan todas las víctimas de este tipo de sucesos”.

“Años más o años menos (la acusación había pedido 14 años de cárcel), el fallo estaba dentro de las expectativas”, declaró Sivo.

Junto con el abogado, como representante de los particulares damnificados, actuó su colega Mónica Fernández Avello.

La acusación oficial la encabezó la fiscal Marina Lara y la defensa estuvo representada por los abogados Leonardo Gómez Talamoni y Bárbara Sager, quienes pretendían la calificación de abuso simple y una pena de 3 años para el imputado.

“A ambas víctimas, desde el primer momento, les interesaba más que no pudiera volver a ejercer en ámbitos educativos, para no tener víctimas a su disposición que una pena de prisión severa. La posición de las víctimas siempre fue razonable, a pesar de su dolor. Nunca se pusieron en verdugas, por decirlo de algún modo”, afirmó.

También destacó como positivo para su parte que la jueza encuadró los delitos como “gravemente ultrajantes”.

(La Nueva)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here