Basquet: Independiente fue muy superior

Derrotó en el “Román Nouzeilles” a Blanco y Negro por 83 a 58 y extendió su racha ganadora en el cierre de la primera rueda de la Zona Sur. Los tandilenses siguen invictos. Franco Gobbo, del albinegro, fue el goleador del juego con 16 puntos.

Por Eduardo Luongo

Para NUEVO DIA

Independiente mostró su poderío en Coronel Suárez. El rojinegro se impuso en el “Román Nouzeilles” a Blanco y Negro por 83 a 58 y sumó su sexta victoria para terminar la primera rueda bien arriba en la Zona Sur de la 38º  Liga Provincial de Clubes.

El conjunto tandilense, un equipo largo y con muchas variantes, fue sólido en defensa y en ataque fue sumamente efectivo para sacar una buena diferencia que supo defender hasta el final. Blanco y Negro pagó el precio de un pobre primer tiempo y cuando quiso reaccionar ya era demasiado tarde.

El goleador del partido fue Franco Gobbo del albinegro con 16 puntos (3 de 5 en libres, 5 de 6 en dobles y 1 de 6 en triples), en tanto Gonzalo Saove anotó 12 unidades.

Por el lado de la visita, Valerio Andrizzi (1 de 1 en dobles y 3 de 6 en triples) y Santiago Dilascio (1 de 1 en dobles y 3 de 4 en triples) con 11 unidades fueron los máximos goleadores. Como dato saliente hay que decir que cuatro de sus jugadores terminaron con doble dígito, entre ellos, tres de los jugadores que ingresaron desde el banco.

 

Desde el inicio del juego Independiente se plantó firme en defensa y movió mejor el balón en el perímetro y en ataque hizo daño con Alejandro Arca en la pintura. El pivote con pasado en la Liga Argentina (ex TNA) y Torneo Federal impuso su contextura física para atacar el aro o atraer marcas y descargar para sus compañeros. El elenco dirigido por Nicolás Rusconi, que no viajó porque fue operado de apendicitis (la planilla la firmó el capitán Valerio Andrizzi), ya ganaba por 12-2 promediando el primer cuarto.

Como si el desgaste físico y mental del clásico jugado el pasado miércoles frente a Deportivo Sarmiento, que le permitió ganar la Super Copa de la ATB, le hubiera pasado factura, el albinegro lució desconectado y sin poder encontrarle la vuelta a la sólida defensa de la visita.

Cuando el conjunto de Fernando Rosanova amagó despertarse, aparecieron los triples de Dilascio y Andrizzi para seguir estirando las diferencias y terminar 22 a 9 el primer acto.

El segundo cuarto de Independiente fue un monólogo. Tuvo el criterioso manejo de Dilascio que también mostró su buena mano desde el perímetro, y en el juego interior no se resintió con la salida de Arca, ya que con el ingreso de Gustavo Argüeso, que trabajó muy bien bajo el aro, siguió dominando ambos cristales.

En contrapartida, Blanco y Negro no acertó en el manejo, forzó malos tiros cuando movió la pelota y cada vez que se equivocó su rival se lo hizo pagar en el aro de enfrente. A la falta de respuestas colectivas hay que sumarle actuaciones individuales que estuvieron por debajo de lo habitual. El conjunto rojinegro aprovechó los errores del albinegro y se retiró al vestuario adelante por un amplio 49 a 25.

En el tercer cuarto Blanco y Negro salió con otro ánimo, defendió con mayor actitud en el perímetro y tuvo en Franco Gobbo, quien hizo 14 de sus 16 puntos en este parcial, una opción de gol que hasta ahí no había tenido. Sin embargo, el rojinegro se sostuvo en los triples de Emanuel Harstock y de Federico San Martín para cerrar el cuarto 70 a 51.

En el último chico Blanco y Negro siguió con sus intentos por achicar la diferencias, pero lució demasiado ansioso y falló tiros fáciles. Independiente supo administrar las energías en un partido desvirtuado por la gran diferencia para llevarse un nuevo triunfo que le permite despedir la primera rueda del Provincial de Clubes en la punta del grupo y con puntaje ideal.

Blanco y Negro tendrá oportunidad de recuperarse el próximo lunes cuando reciba a Sporting de Mar del Plata.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here