Azpilicueta: “no hay controles sobre el faenamiento”

Es atendido en Bahía Blanca un nuevo caso de Síndrome Urémico Hemolítico. Los primeros síntomas son fiebre, vómito y diarrea, sangre en las heces, irritabilidad, debilidad y letargo; siendo los síntomas posteriores más graves: muy poca o nula orina, palidez, magulladuras, hemorragias debajo de la piel en forma de pequeños puntos rojos, coloración amarillenta de la piel, disminución del estado de conciencia y convulsiones.

Un nuevo caso de Síndrome Urémico Hemolítico se ha registrado en la ciudad de Coronel Suárez,  una niña de dos años fue trasladada al Hospital Penna de Bahía Blanca luego de presentar síntomas compatibles con la enfermedad.

En diálogo con Nuevo Día, el Director de Neonatología del Hospital Municipal de Coronel Suárez, Osvaldo Azpilicueta, comentó: “El Síndrome Urémico Hemolítico es una enfermedad que afecta en general a niños pequeños, niños de edad preescolar y no tanto a niños mayores”.

Descripción de la enfermedad

El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) afecta la sangre, los vasos sanguíneos pequeños y los riñones. Se contrae, en la mayoría de los casos, por el consumo de carne mal cocida portadora de una bacteria, la Escherichia Coli productora de toxina Shiga (STEC).

La enfermedad, posee diferentes grados de severidad. “En general, podemos decir que es una enfermedad importante y que va de grados moderados a grados leves e incluso puede costar la vida, también pueden quedar con secuelas en los riñones”.

Un  número reducido de cepas enteropatógenas, pueden causar graves enfermedades. “La más común se llama Escherichia Coli O157, que es productora de una toxina que produce una lesión a nivel del riñón y, demás, a nivel de los glóbulos rojos”.

Al producir la ruptura de los mismos, lo que se llama hemólisis, el riñón deja de funcionar. “Ésta, es una enfermedad que necesita un tratamiento llamado diálisis. A través del mismo, se reemplaza el funcionamiento del riñón durante un período de tiempo que varía de acuerdo a la gravedad hasta que el riñón empieza a funcionar”.

Es muy probable, que el riñón quede con alguna lesión. “Estamos hablando de una enfermedad sumamente seria. Por eso, quisiera hacer una pequeña aclaración. Cuando se hace un análisis y se dice que no tiene una Escherichia Coli enteropatógena O157, es un dato que no sirve para descartar de que el bebé no tenga Síndrome Urémico Hermolítico, porque puede tener otra cepa”.

En los análisis, cometen un gran error al medir sólo la cepa O157. “La enfermedad, comienza con diarrea con sangre y ahí es donde uno debe investigar la Escherichia Coli para ver si es una de las productoras de verotoxina”.

Afecta, sobre todo, a los niños de entre 6 meses y 5 años. Provoca insuficiencia renal, anemia y alteraciones neurológicas. “El bebé se va desmejorando, en los análisis de sangre se ve que se pone anémico, que le aumenta la urea, que bajan las plaquetas”.

Se trata de una enfermedad que no es de diagnóstico difícil. “La evolución es compleja y depende de muchísimos factores, eso va a determinar que el riñón empiece a funcionar porque en concreto lo que deja de funcionar es el riñón”.

Recomendaciones

En cuanto a esta cuestión, Azpilicueta mencionó: “Si tendría que hacer una recomendación a los papás, sería que tienen que estar atentos ante un bebé que tiene diarrea con sangre”.

“Sigo todas las recomendaciones que hay sobre la enfermedad de los mayores organismos que nos representan, que podrían ser el Ministerio de la Salud de la Nación, Ministerio de Salud Provinciales, Asociaciones Médicas, Sociedad Argentina de Pediatría, donde veo que el foco está puesto en medidas en las familias, en las casas”, continuó.

La mayoría de las personas entienden que el Síndrome Urémico Hemolítico, tiene algo que ver con la preparación de los alimentos. “Dentro de los alimentos con las carnes, podría ser con los lácteos, podría ser con las verduras. Entonces, sobre la carne todos hemos escuchado que el inconveniente surge en cómo uno prepara la comida”.

Se debe tener especial cuidado con la cocción de la carne picada. “Hay que lavarse muy bien las manos y el cuchillo, no usar la misma tabla para la preparación de alimentos, asegurar la correcta cocción de la carne ya que la bacteria se destruye a los 70 °C”.

Osvaldo, aseguró estar totalmente de acuerdo con estas medidas de prevención. “Creo que hay que enfatizarlas y hay que recordarlas constantemente, pero cuando un chico tiene Síndrome Urémico Hemolítico las familias, la madre, piensan que fallaron en una de esas medidas y en eso no estoy de acuerdo”.

La cuestión no se origina en el momento de la preparación de la comido, sino en el faenamiento de los animales. “No me gusta culpar a alguien de algo que le pasa a un hijo porque el problema no está en el cuchillo, ni en la tabla, ni en la cocción y eso es algo de lo que yo escucho muy poco hablar”.

Argentina es el país con mayor cantidad de casos de Síndrome Urémico Hemolítico. “No porque comemos más carne, sucede porque las medidas de faeanmiento no son correctas. Ahí es donde está la falla, donde llega la Escherichia Coli al animal y donde las familias tienen que extremar las medidas, por una falla anterior”.

La carne llega contaminada a la carnicería. “Mi idea y si pudiese transmitir algo, es que ninguna madre que tenga un hijo con un Síndrome Urémico Hemolítico sienta que su hijo está enfermo porque ella falló. Esto es una cadena previa que hace que la enfermedad suceda y que la falla está en que de alguna u otra manera no hay controles suficientes sobre el faenamiento”.

Según lo expuesto por el médico, se debería destinar dinero a investigar y a crear una vacuna efectiva para el ganado. “Así entiendo el tema yo, estoy convencido de eso y me duele cuando una madre sufre porque tiene un hijo con Síndrome Urémico Hemolítico, porque se siente culpable. Le diría a esa mamá: “Sos una víctima de un problema que empieza mucho antes”.

Seguidamente, añadió: “Nosotros, víctimas de esa situación, lo que tenemos que hacer es seguir lavando los cuchillos, cambiando las tablas, cocinando bien la carne y, en lo posible, no comer carne picada porque es de alto riesgo”.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here