Asoma el formato de consorcio: «Detrás de los caminos rurales también hay educación, salud y hasta turismo»

Roberto Cittadini, secretario de Carbap, reclamó una política de Estado a largo plazo. Y que todo lo recaudado como tasa vial se destine a mantenimiento.

«El camino rural nos compete a todos, porque detrás de eso también hay educación, salud y hasta un incipiente turismo que, muchas veces, por la lluvia se ve postergado. Hay que verlo de esta manera».
Para Roberto Cittadini, secretario de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), la problemática de los caminos rurales necesita políticas de Estado.

Roberto Cittadini, secretario de Carbap

«No solo hay que verlo desde el lado del productor. Las mujeres de Carbap presentaron (NdR: en referencia al 2º Congreso de Caminos Rurales realizado en Rauch) los inconvenientes del campo con este tema, por la educación de los chicos y de sus madres, que más de una vez ven postergados sus estudios y deben resignarse a ser amas de casa. También existen problemas de conectividad y de energía eléctrica», añadió Cittadini, quien es coordinador de la comisión de caminos rurales de la entidad gremial.
«Por eso necesitamos políticas públicas, políticas de Estado, donde se incluya, cuanto menos en una primera instancia, la adecuación de los caminos troncales de la provincia de Buenos Aires», aseguró el dirigente, en diálogo con La Nueva.

– ¿Quiénes son los responsables?
– En primer lugar, los intendentes, porque son quienes cobran una tasa para mantenimiento y en muchos casos es solo una vidriera de presentación.
«Solo basta con pasar de un distrito a otro para advertir la gestión de cada uno. Hay de todo, pero corresponde un compromiso del arco político para que lo recaudado se destine íntegramente a los caminos rurales».

– ¿Y la Provincia?
– De los 105.000 kilómetros del territorio, 25.000 son caminos troncales. Y en eso se está en deuda, porque en marzo del año pasado la gobernadora (María Eugenia) Vidal anunció que desde Vialidad iban a arreglar 12.000 kilómetros. Y todavía no empezaron.

-¿Alcanzan los recursos por recaudación del mantenimiento de los caminos rurales?
– En muchos casos se excede el recurso. ¿Por qué? calculamos que la red vial de la provincia de Buenos Aires son 105.000 kilómetros.
«Los productores pagan más de $ 7.095 millones y así, este año, tendremos un promedio de casi $ 60.000 por kilómetro».

– ¿Cuál sería un formato ideal de trabajo?
– No hay una solución mágica, pero se precisa una masa crítica en cada distrito y, en especial, con llegada a los Concejos. Los ediles tienen responsabilidades porque aprueban los presupuestos y son quienes deben hacer las rendiciones de cuentas. Si hay consenso para formar un ente descentralizado, entiendo que eso sería lo óptimo.

– ¿Cómo son las experiencias de los consorcios o cooperativas?
– Si bien no llegan al 12 % en toda la provincia, en la mayoría se observa una mejora sustancial. Lo vemos en Tres Arroyos, Tandil y Coronel Suárez, un distrito que empezó el año pasado.
«En el simposio se hizo una presentación con las fortalezas y las debilidades sobre el tema, ya que no es sencillo lanzar el formato de un día para otro.
«Pero cuando hubo un problema con la aftosa, los productores y las entidades creamos las fundaciones y eso hoy está en manos de las asociaciones y de las sociedades rurales; la pagamos, la organizamos y la llevamos adelante los productores», contó.
«En seguridad, cada una de las rurales tiene gente que se encarga de mantener a las patrullas rurales, porque los recursos no siempre llegan. Quiero decir: el Estado no puede seguir delegando».

De 60 toneladas a las actuales 420

«Los caminos son los mismos de 1970. Y desde entonces, la presión tributaria ha sido, y es, enorme en impuestos que se van creando a partir de cada crisis y luego no se vuelve a infraestructura», sostuvo Roberto Cittadini.
«En muchos casos entendemos a los intendentes. Sabemos que, hoy, los costos de mejoramiento son altísimos, a tal punto que la hora de una motoniveladora en marcha cuesta 2.800 pesos. Para hacer trabajos estructurales como ancantarillados, cunetas y levantamientos los recursos viales son escasos», añadió.
De acuerdo con el trabajo de Carbap, presentado en la localidad de Rauch la última semana, se concluyó que el aumento de la producción ha sido exponencial: en los setenta, por cada kilómetro de camino rural salían 60 toneladas de cereal a los puertos. Hoy, transitan unas 420 toneladas.

SOB: $ 140 por hectárea

«El costo promedio de la tasa vial en el sudoeste bonaerense es de 140 pesos. Hay distritos que empiezan en los $ 80 y otros que llegan a los $ 200», dijo Cittadini.
«Se trata de la tasa de mantenimiento vial, y hay que aclarar que no es impuesto. Esta es otra discusión, porque los Concejos las aprueban y esos fondos deben ir a mantenimiento, como la tasa de conservación de la vía pública», añadió.
«La tasa no es un impuesto recaudatario, pero en muchos municipios se hace el desvío de esta masa de dinero a rentas generales. Esto es algo que se debe corregir», aseguró.

(La Nueva)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here