Arreglate como puedas  

Por Eduardo Minich

Hace unos cuantos años, cuando todavía la televisión era en blanco y negro, había un sketch cómico.  En él, un señor llamaba a un service para que le reparara el televisor. “Tara Service” es un personaje que recuerdo, no estoy seguro de sí efectivamente era él, pero no viene al caso.

Era un personaje que, después de arrancar todos los cables, los condensadores y las resistencias… no sabía qué hacer con el televisor y dejaba todo tirado.

En rigor, no tenía la menor idea de cómo hacer para arreglar el descalabro que había hecho. Ante la desesperación del dueño del televisor, que se arrancaba los pelos al ver su aparato destruido, cuando éste le reclamaba a “Tara service” (un personaje de Eduardo Ferro)  el técnico en cuestión se enojaba y levantando el televisor se lo tiraba encima mientras le gritaba: “andá, arréglatelo vó el tilivisor”.

Algo similar a lo que ocurre con muchos políticos. En síntesis: se lavan las manos y le largan el problema a otro para… que “se arregle como pueda”.

Hace unos veinte días atrás, fue la propia Cristina Wilhelm (de Kirchner) quien, con total desparpajo, le tiró el gobierno por la cabeza a Alberto Fernández, ante el desastre en que convirtió a este país.

“El que gobierna es Alberto” señaló, en clara apelación a que se hiciera cargo del desgobierno. “Arreglátelo vó Alberto” faltó que le dijera. Siempre, la culpa es de los demás. Lavándose las manos como es su costumbre.

Quizá esa manera de falsear la verdad, de nunca hacerse cargo de nada a Cristina le venga desde su infancia. Una infancia en la que, según el relato de quienes la conocieron desde niña,  no fue fácil y fue Graciela Brunetti, una compañera de su época de juventud, quien escribió una biografía prohibida de Cristina. Biografía que tituló, precisamente “Arreglate como puedas”.

“Arreglate como puedas”, cuenta la forma en que (Cristina) tuvo que valerse por sí misma ante la desatención de su madre (Ofelia).

Va una apretada síntesis, de un libro en el que, tal vez, puedan encontrarse respuestas a la forma de ser de la actual vicepresidente.

“Arreglate como Puedas”, biografía de Cristina Wilhelm, la actual vicepresidenta de la Nación Argentina, fue escrito por Graciela Brunetti.

La autora compartió con ella la época de su juventud y fue compañera de la secundaria. (El libro fue escrito en 2008 pero fue prohibido, recién en el 2010 fue rescatado por la autora quien lo publicó en el exterior)

Según la autora (Graciela Brunetti) Cristina es hija de madre soltera.  El que figura como su padre, Fernández, la adoptó después de tener a su hermana o más bien hermanastra, cuando Cristina tenía 3 años.

– “Era una familia pobre, vivía en Tolosa, a las afueras de la ciudad de La Plata. – Tuvo un novio rico, era un rugbier, y esa circunstancia le permitió acceder a que la aceptaran  como socia del Jockey Club de La Plata. Una ambición que la desvelaba. Tenía desesperación por ascender socialmente. Ser reconocida y aceptada era una obsesión”.

Conoce a Néstor Kirchner en la facultad de derecho, se casan al poco tiempo y se van a vivir en una casita ubicada en Citybell que les presta su padre adoptivo, Fernández.

No se recibió de Abogada porque Cristina y Néstor habían entrado a trabajar en el Ministerio de Economía de La Plata.

– Luego Néstor dejó de trabajar para poder recibirse de abogado y Cristina quedó a cargo del trabajo y mantenimiento del hogar. – Apenas recibido Néstor, se fueron a vivir al sur.

La autora de “Arreglate como puedas” dice que Cristina nunca completó la carrera de Abogacía.

“Cuando llegan al sur – Se asocian con un Abogado en Río Gallegos. – Es probable que ella se haya anotado como Wilhelm en la facultad de derecho de La Plata.”.

-“Cristina es trotskista, atea , infiltrada en el peronismo – No militó nunca como montonera mientras era estudiante en la Facultad de Derecho, pero sin embargo cuando los detuvieron los Militares por unos pocos minutos (al matrimonio Cristina y Néstor),  ellos “colaboraron” con todo lo que le pidieron” –

“Se casó solamente por civil.  – Ellos usaron al partido justicialista, hicieron “entrismo” que es una práctica trotskista que consiste en infiltrar un partido para desintegrarlo y hacerlo desaparecer”.

– “Los DDHH son un caballito de batalla: ellos le dan a la gente lo que necesita oír. Es un juego perverso.”

-“La pelea con el campo fue para desacreditar todo tipo de instituciones, arrasar con la historia y que ellos sean lo único creíble.”

-“Ellos dicen “esto es así”. – Son fundamentalistas. Usan la ideología peronista para imponer otra que tiene un alcance que ni siquiera imaginamos, va mucho más allá, es trotskista.”

“Cajas: es su modus operandi, usan el dinero para torcer voluntades y para su beneficio personal. – Su sequito son simplemente “chivos expiatorios”.”

-“Su hermana, hija de Ofelia Wilhelm y Fernández, es médica, muy querida, pero fue opacada y alejada de la familia por Cristina y Néstor. – La madre de Cristina, Ofelia, fue sindicalista, y sigue viviendo en una casa humilde en La Plata.”

“Cuando perdieron las elecciones legislativas Néstor quiso que ella renunciara, pero no aceptó. – En esa oportunidad se abre de Néstor y se comenta que comienza un romance con Boudou, quien fue su vicepresidente.”

También opina la autora del libro (Graciela Brunetti) que no cree que se vaya del país “porque no está preparada para vivir en otra parte que no sea Argentina, ya que no maneja ningún idioma extranjero. – El escudo que la podría proteger en un futuro, sería la súper organización masónica “Club Bilderberg” que es uno de los organismos más poderosos del mundo.”

“ Sus aliados están allá, Bilderberg, y uno de sus propósitos es adueñarse de la Argentina. –

Cristina no tiene un concepto de soberanía. Si se tiene que deshacer de la Argentina lo va a hacer. – Cristina es una persona sin escrúpulos. – Puede vender la Patagonia a esta gente (Bilderberg) para protegerse a sí misma.”

“Ella es capaz de declarar la independencia de Santa Cruz para ella vivir allí y que no la puedan tocar. – Si así lo hiciera, no se la podría detener ya que ha desmantelado a las FFAA, se ha burlado de todos nosotros.”

“La Constitución de 1994 no se opondría, ella tiene contactos políticos con el exterior y estamos en estado de indefensión” “Compartir el conocimiento es una acción de seres inteligentes, que han comprobado que el conocimiento es un bien que crece a medida que se lo comparte” finaliza diciendo la escritora.

Esta es una muy apretada síntesis de la Biografía prohibida de Cristina Vilhelm de Kirchner escrita por Graciela Brunetti. Su compañera de secundario y que deja al descubierto muchas respuestas de su desmesurado resentimiento y sus ansias de venganza que aplica desde el poder.

Eso sí. Lavándose las manos cada vez que las papas queman. “Arreglate como puedas Alberto”, parece ser el mensaje.

Este lavarse las manos ‘cuando las papas queman’ no tiene nada de novedoso. Ocurrió cuando el obispo Piña de Iguazú le propinó una paliza en un plebiscito al candidato Rovira que aspiraba a reformar la Constitución para eternizarse en el poder.

Cuando perdieron, Cristina y Néstor se recluyeron por 15 días en el Calafate y… Rovira: “Arreglate como puedas”.

Fogoneó desde las sombras la toma de tierras y envió a funcionarios a acompañar a la gente de Gravois a Entre Ríos.  Pero… cuando una jueza le falló en contra, mandó a Berni a desalojar a los palos la toma de Guernica y… Juan Gravois “Arreglate como puedas”.

En la tragedia de Cromañón se volvieron a rajar al Calafate y Aníbal Ibarra…“Arreglate como puedas”.

En la tragedia de Once… Ricardo Jaime: “arréglate como puedas”.

“Arreglate como puedas” en la 125 en la que quiso renunciar después del “no positivo” de Cobos.

Cristina dice en su carta, que el que gobierna es Alberto (hacete cargo Alberto) pero todos los días, lo dinamita con sus intromisiones.

La montonera, Alicia Castro dijo hace pocos días: “Alberto gobierna pero Cristina nos vacuna”.

Todo un símbolo ¿no?

“Arreglate como puedas Alberto”. Y lo vemos a Alberto, con la mejor cara que tiene, decir los disparates y las incoherencias más grandes. Eso sí, como si estuviera diciendo algo que le fuera revelado por el Espíritu Santo.

Argentina no está como está por casualidad, ni por obra de algún extraterrestre que pretende hacerle daño. Estamos como estamos porque somos unos irresponsables, votamos con el traste. Después nos quejamos y eso sí. Ahora ‘nadie los votó’.

Es hora de hacerse cargo. Cada uno desde el lugar que le corresponda. El que tiene más responsabilidad que la asuma y los que tienen menos que tampoco se hagan los desentendidos. Eso Sí. ¡¡¡No quiero!!!. En esta hora. Escuchar a nadie que nos diga: “Arreglate como puedas”. Tomen nota por favor. No me los pienso bancar.

Cristina no gobierna pero vacuna.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here