Apareció Carlos Juan: había desaparecido en Córdoba

Se trata de Carlos Juan Herrera -de 27 años- que había viajado a Córdoba a fines de enero para trabajar en la concesionaria Renault  de esa ciudad y en las últimas semanas, perdió todo tipo de contacto con su familia. La mamá del joven, Claudia Schell, había viajado a dicha provincia para radicar la denuncia correspondiente y solicitar la colaboración local necesaria. Ayer se conoció la noticia de su aparición.

A través de un comunicado en su cuenta personal de Facebook, Schell anunció la buena noticia. Horas antes, Nuevo Día había tenido contacto con ella y había asegurado que continuaban con “una intensa búsqueda” pero con la confianza de que lo encontraría.

Claudia agradeció a cada persona que ayudó en la búsqueda y en la difusión de los flyers; así como quienes lo hicieron a través de la oración o emisión de datos. Además, un agradecimiento especial para la familia que la hospedó los días que estuvo en Córdoba: “sin ella no podría haber avanzado”. En ese sentido, aseguró que su hijo está bien.

El hecho

El pasado 31 de enero, Carlos Juan viajó a la provincia cordobesa para, según relató su mamá Claudia Schell, “comenzar una nueva vida” y con la posibilidad de un nuevo empleo en la concesionaria Renault, lugar donde comenzaría a trabajar el 10 de febrero, tras una exhaustiva selección de personal que había atravesado.

Carlos Juan había sido diagnosticado con Trastorno Bipolar, motivo por el que seguía un tratamiento médico con una medicación diaria que, según trascendió, habría dejado de tomar y sumado a eso, habría sido detenido por la policía cordobesa e internado posteriormente, en el Instituto Provincial de Alcoholismo y Drogadicción (IPAD) de Córdoba del que se fugó.

La búsqueda

Schell llegó a Córdoba y siguió los pasos necesarios para denunciar el hecho: “hice las denuncias en la fiscalía, tuve varios recorridas por varias horas. Salí a buscarlo cerca del IPAD, del neuro psiquiátrico, pero no tuve suerte de encontrarlo”.

La mujer aseguró que se quedaría en Córdoba hasta que su hijo apareciera. “Puede estar perdido y que no tenga conciencia de espacio, de tiempo ni de gente y lo único que pido es que me llamen o me ayuden a encontrarlo porque vine para llevármelo conmigo” aseguró desesperada.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here