Abigeato en Pringles: Carnearon varios animales en dos chacras

Durante el fin de semana se produjeron al menos dos casos de abigeato en sección chacras de nuestra ciudad, dos familias afectadas con importante pérdida económica. Señalan que están resignados, han hecho las denuncias pero nunca se esclarece nada.

Dos familias fueron afectadas por la acción de los cuatreros, en la sección chacras de nuestra ciudad a la familia Aguirrezabala le carnearon tres terneros, en tanto a la familia García, uno.

Los hechos ocurrieron en la noche del domingo a madrugada del lunes, y los damnificados señalaron que los faenamientos son reiterados y que a pesar de haber hecho denuncias nunca se encuentra a los responsables.

“Fue anoche (por el domingo). Me carnearon tres terneros de 200 kilos y cuestan unos 35 mil pesos cada uno, son 100 mil pesos en total” lamentó Alcides Aguirrezabala, victima en una de sus chacras del accionar de estas personas.

“En la otra chacra me habían carneado tres también, y hasta me dejaron un caballo adentro. Estoy resignado, ya estoy acostumbrado a esto” agregó.

Dijo que desde que hubo cambios en la policía local, el móvil (patrullero) dejó de pasar por el lugar.
“Yo no tengo nada contra la policía, pero hace más de media hora que los llamé y el móvil no aparece. Denuncias, he hecho montones” aclaró.

 

Aguirrezabala es víctima constante del faenamiento, y también dijo que en el sector del basurero tiene el problema de la gran cantidad de perros que también causan daños a sus animales.

“ESTE AÑO NOS CARNEARON 6, EL AÑO PASADO FUERON 15”

La familia García, también en sección chacras, fue damnificada con el faenamiento de un ternero.

“Todos los días hacemos el recorrido, un vecino nos aviso que había chimangos y cuando nos acercamos, vimos que nos habían carneado un animal. Este año van 6, el año pasado fueron 15 y es raro que pase un mes sin que nos carneen” explicaron.

“Un tiempo había parado, se habían tranquilizado, a principios de año eran uno por mes. Ahora nos habíamos puesto contentos que no pasaba nada, no me acuerdo cuando había sido la última vez que nos habían carneado, pero hacía bastante”.

La familia paga arrendamiento del lugar, y a ello le suman los costos que conlleva alimentar y tener en regla a los animales, con las vacunas correspondientes. Todo un sacrificio, para encontrarse con este tipo de hechos.

“Encontrarse con esto es una amargura terrible, una impotencia muy grande. Siempre se ha hecho la denuncia pero no pasa nada. Esta vez nos tocó a nosotros y al vecino (Aguirrezabala) también, han andado en esta zona y no sabemos si han sido las mismas personas”.
Sobre la presencia de móviles policiales, señalaron: “Cruzábamos a la noche las patrullas, pero ahora no se los ve tanto. Igualmente en el momento que pasaban, también nos carneaban, sabemos que es muy difícil”.

“Tanta carne no es para consumo, es para vender. Es mucho sacrificio para que se lo lleven de esa manera y no podamos hacer nada” cerraron. (El Orden)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here